El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado hoy que tiene "buena relación" y una "comunicación fluida" con la presidenta andaluza, Susana Díaz, y ha defendido los "liderazgos compartidos" dentro del partido. "El reto que tiene el PSOE es crear equipos solventes donde estén los mejores", ha declarado Pedro Sánchez en una entrevista en la Cadena Ser, en la que ha afirmado que el PSOE está preparado para dar la "sorpresa" y convertirse en la primera fuerza política en las municipales y autonómicas del 24 de mayo.

Avalados en Andalucía
A  su juicio, el resultado de las recientes elecciones en Andalucía así lo avala: “hay una pulsión de cambio evidente” y el PSOE tiene “la enorme responsabilidad y oportunidad de liderar un cambio seguro” para España y “convertirnos en la primera fuerza política”

Sobre la supuesta guerra interna con la presidenta andaluza, Sánchez ha subrayado que comparte "muchísimas cosas" con ella, por ejemplo la certeza de que los ciudadanos quieren un PSOE preocupado por los problemas de la gente y no "ensimismado" en debates internos. Mas aún en un momento en el que el PSOE "está llamado a liderar muchos gobiernos autonómicos y municipales", igual que el Gobierno central tras las próximas generales.

Para ello, es consciente de que serán necesarios acuerdos en un nuevo panorama político condicionado por la irrupción de nuevas fuerzas políticas que hasta ahora se han identificado por lo que no son, pero que ahora, tras las elecciones andaluzas, deben definirse por lo que proponen.

Podemos, lejos de la socialdemocracia y Ciudadanos, derecha
En ese contexto, ha opinado que Podemos no es un partido socialdemócrata, sino que se equivoca, como Syriza, en la "vieja dialéctica entre más Europa o más nacionalismo". A Ciudadanos lo ve como una "nueva derecha", una "derecha civilizada, pero derecha al fin y al cabo".

El líder socialista ha justificado su actuación al apartar a Tomás Gómez de la dirección del PSM y, por tanto, retirar también su candidatura a la Comunidad de Madrid y apostar por la de Ángel Gabilondo. "No fue una decisión fácil, en absoluto, pero lo que pasa es que la descomposición del PSM, la ausencia de un proyecto claro y fuerte, nos hizo intervenir", ha dicho.

Diputaciones, sí, pero con menos gasto
Sánchez aclaró que no tiene intención de acabar con las diputaciones provinciales, instituciones "muy necesarias" en zonas de escasa densidad poblacional, pero ha subrayado que pretende quitarles competencias y dotarlas de mayor transparencia. Su intención es reducir el gasto "suntuario" y convertirlas en instituciones "mucho más democráticas, más transparentes, ajenas al nepotismo".

No a lo de la lista más votada
El secretario general del PSOE ha explicado también que en las próximas semanas su partido presentará una iniciativa electoral que no sólo contendrá su apuesta por las listas abiertas, sino también iniciativas para acercar la democracia a los ciudadanos, como las iniciativas municipales populares. Ha reiterado de nuevo su rechazo a la propuesta del PP de que gobierne la lista más votada, pues la democracia también consiste en lograr acuerdos con otras fuerzas políticas.