La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha rechazado criticar la gestión de la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, a preguntas de los periodistas en el Congreso de los Diputados. "No encontrará de mí una sola crítica", ha respondido tras afirmar que la gestión de un secretario general del partido es "dura, difícil e ingrata".

Decisiones del presidente
La vicepresidenta se ha detenido a hablar con los medios, que le han preguntado por posibles cambios en el PP, de los que hablan este jueves algunas portadas, tras el batacazo electoral del Partido Popular. "Son decisiones que corresponden al presidente", se ha limitado a decir Sáenz de Santamaría.

Las declaraciones de la vicepresidenta llegan en medio de una fuerte crisis en el Partido Popular y de las presiones de varios dirigentes y barones del partido que exigen cambios a Mariano Rajoy.