Esta semana, una concejala del Partido Popular de Pinto se convertía en noticia tras considerar que no se pueda prohibir la prostitución ya que en realidad es una especie de servicio para los “discapacitados” y para “la gente fea”.

Esta es la defensa de “los puteros” que realizó Rosa Ganso, concejala del Partido Popular en la localidad madrileña de Pinto, en medio de un pleno ante la atenta mirada de la oposición y con compañeros, incluso, tapándose la cara para ocultar sus risas.

Su defensa

"¿Usted sabe la situación de esos puteros, la situación familiar que pueden tener?”, preguntaba la popular en el pleno.

“Es que hay personas con discapacidad que tienen que utilizar estos servicios porque no les queda otro remedio", proseguía la edil del PP para añadir que las "personas que han nacido feos y no tienen posibilidad de utilizar estos servicios".


Criticas
Como era de esperar, sus palabras fueron muy criticadas. Tanto es así que el Gobierno de Pinto ha promovido una moción de reprobación contra la edil. De forma paralela, ha recibido las criticas de activistas que como Cristina Almeida alzaron su voz contra lo ocurrido. "Medio país somos feos y vamos a tener que ser puteros porque lo diga ella", afirmó Almeida.

Rabago al rescate
Ante tanta crítica, Isabel Rábago, el flamante fichaje del Partido Popular de Madrid para el departamento de comunicación, ha salido en su defensa.

“Lamentable y vergonzosa, la sangría que se ha hecho con la concejala de Pinto. Lo fácil es manipular, opinar sobre un corte editado. Lo complicado es conocer la durísima historia que hay detrás de una mujer que sólo, ha pronunciado una desafortunada frase”, ha afirmado la periodista, objeto de burla por su pasado televisivo.


Isabel Rábago en apuros en ‘Supervivientes’ por su cargo en el PP