Arias Cañete / EFE-Archivo Arias Cañete / EFE-Archivo



El pésimo dato que arroja la EPA de 2012 habla por sí solo: casi seis millones de parados y una tasa por encima del 26%. Las reacciones no se han hecho esperar, como ha recogido ELPLURAL.COM, y PSOE e Izquierda Unida han lamentado el "letal" y "estrepitoso fracaso" de la reforma laboral.

"Los resultados más potentes" de la reforma, en 2013
Entre estas reacciones sorprende la de un miembro del Ejecutivo, que a pesar de la terquedad de los datos no ha tenido inconveniente en defender la reforma laboral en un día como hoy y en términos contundentes. Ha sido el ministro de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Miguel Arias Cañete, quien en los micrófonos de la cadena SER ha reconocido que el dato de la EPA no es bueno pero que "la reforma laboral está dando sus frutos" y que los resultados "más potentes" se empezarán a ver a partir de 2013, año en el que, según dijo, se invertirá la tendencia y se empezará a crear empleo.

Defiende la "flexibilidad" de la reforma
"Eramos conscientes de la malísima situación en la que se encontraba la economía española y por ello hicimos una reforma laboral que entró en vigor en julio y desde entonces la destrucción de empleo ha sido de 275.000 empleos frente a los 439.000 en el mismo periodo del año anterior, donde sólo hubo un trimestre en recesión económica y ahora ha habido dos trimestres en recesión economica", ha argumentado. Su conclusión es que "la reforma laboral está empezando a dar sus frutos y se está frenando el proceso de destrucción de empleo", según él porque "hay más flexibilidad para que empresarios y trabajadores puedan regular sus relaciones laborales y no sea la única solución el despido". Pero a la vista de los datos parece que esas fórmulas de momento no están funcionando porque se sigue destruyendo empleo.

"Jamás" oyó hablar de sobresueldos en negro en el PP
Durante la entrevista, el ministro no ha podido eludir el escándalo del extesorero del PP, Luis Bárcenas. Arias Cañete ha asegurado hoy que en los siete años que ha formado parte de la dirección del PP "jamás he oído hablar" de la existencia de sobres con dinero negro, ni siquiera "rumores", y que si se los hubieran ofrecido, los habría rechazado. El popular mantiene que existe "una causa general" con acusaciones generalizadas en esta materia.