Numerosas personas esperan a las puertas de una oficina de empleo. EFE



El PP ha reiterado hoy su mensaje de que “la reforma laboral está dando sus frutos”,  el día en que se ha conocido que 2012 cerró casi con seis millones de parados y una tasa del 26,02%. El ministro de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ha mantenido ese mensaje y ha añadido que "los resultados "más potentes" se empezarán a ver a partir de este año. Lo mismo ha mantenido el diputado ‘popular’ Rafael Merino, en comparecencia en el Congreso ante los medios. Desde la oposición, PSOE e Izquierda Unida han coincidido en calificar la reforma laboral como “un estrepitoso fracaso”.

El PSOE pide al Gobierno que reconozca su fracaso
La portavoz de los socialistas en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha subrayado que por primera vez se pasa la barrera del 26% de paro con una reforma laboral que ha calificado de “letal” y que ha señalado como responsable de la destrucción de empleo.

Según ha dicho Soraya Rodríguez, el Gobierno debería reconocer que ha “fracasado” con sus reformas y “cambiar su política”. La portavoz del PSOE ha añadido que se requiere la unión de todos los grandes agentes sociales y políticos para buscar un gran pacto que ayude al país a salir de la actual situación.

Izquierda Unida propone un Pleno sobre empleo en el Parlamento
El líder de Izquierda Unida y diputado, Cayo Lara, ha criticado el “fracaso estrepitoso del PP” en materia de empleo y ha subrayado que ha habido un incremento de un 16% de los hogares con todos sus miembros en paro. Lara ha reiterado que existen alternativas a las políticas del PP y que su grupo parlamentario ha presentado un listado de ellas en la Cámara Baja.

“¿Cuántos parados más tiene que haber y cuánto sufrimiento, para que el Gobierno rectifique?”, ha preguntado Cayo Lara, que ha pedido la creación de “un Pleno monográfico en el Parlamento sobre el empleo”, donde los grupos políticos puedan exponer sus alternativas.

UGT señala a la política de "recortes" del Gobierno
Los sindicatos han hecho también su valoración sobre los datos hechos públicos por la EPA. Para UGT demuestran que las políticas de "recorte" y la reforma laboral están "acelerando" la destrucción de empleo y "ahondan" en la recesión.

UGT denuncia que la política económica del Gobierno está llevando a España a una situación "insostenible" y pone como ejemplo el que, casi un año después de la entrada en vigor de la reforma laboral, hay 850.000 ocupados menos y se han "empeorado" las condiciones laborales de los asalariados, informa EFE.

Comisiones Obreras pide políticas económicas de estímulo
CCOO ha exigido hoy que se amplíe el calendario para la reducción del déficit y que el Gobierno aplique políticas que estimulen el crecimiento económico "sostenido y sostenible".

En un comunicado, CCOOconsidera que es "ineludible" aumentar la protección social especialmente para las personas que carecen de cualquier tipo de cobertura económica, garantizando unos ingresos mínimos y reforzar las políticas públicas y el Estado de Bienestar para compensar las desigualdades y garantizar la cohesión social.

La organización sindical ha insistido en que los problemas no están en la legislación laboral, como han demostrado los resultados de la reforma del mercado de trabajo, sino en la insuficiente política de financiación de la deuda y el bloqueo del crédito que se sigue manteniendo.

Arias Cañete: "La reforma está dando sus frutos"
Esta mañana, en una entrevista en la SER, el ministro de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ha reconocido que el dato de la Encuesta de Población Activa (EPA), con casi seis millones de parados en 2012, no es bueno, pero ha justificado que "la reforma laboral está dando sus frutos" y que los resultados "más potentes" se empezarán a ver a partir de 2013, año en el que, según aseguró, se empezará a crear empleo.

"Es verdad que no es un buen dato, pero el Gobierno le dijo la verdad a los españoles cuando se hicieron los presupuestos del año 2012", ha afirmado Arias Cañete, que ha señalado a la ‘herencia’ socialista, al señalar que “éramos conscientes de la malísima situación en la que se encontraba la economía española”.

"Un freno a la destrucción de empleo"
"La reforma laboral está empezando a dar sus frutos y se está frenando el proceso de destrucción de empleo", ha dicho Arias Cañete. Han sido los mismos argumentos defendidos en el Congreso por el diputado Rafael Merino que más de una vez ha señalado a los socialistas como los culpables de la actual situación de desempleo y ha apuntado que “hay quien no quiere enterarse, pero la reforma laboral es un freno a la destrucción de empleo.