El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el del BBVA, Francisco González, poco antes de participar hoy en la jornada del seminario 'The Economist' El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el del BBVA, Francisco González, poco antes de participar hoy en la jornada del seminario 'The Economist'



El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido que se ha saltado sus “promesas electorales”, aunque se ha justificado alegando que ha cumplido con su deber. "Me presenté a las elecciones diciendo que no iba a subir los impuestos. No he cumplido el programa electoral, pero tengo la sensación de que he cumplido con mi deber. Estamos sentando las bases de cara al futuro”, ha afirmado hoy en unas jornadas organizadas por The Economist.

El problema es que los partidos no cumplen las leyes
Rajoy ha sido preguntado por varios asuntos de actualidad, entre ellos la financiación de los partidos políticos en España. A pesar de lo que le ‘está cayendo’ por las revelaciones de los ‘papeles de Bárcenas’, que apuntan, entre otras coas, a presuntas irregularidades en la financiación del PP, no se ha cortado al afirmar que no existe “tanto un problema de leyes como un problema de cumplimiento de las leyes”. El jefe del Ejecutivo ha subrayado que desde su llegada al Gobierno se ha reducido "en un 40%" la financiación  con dinero público a los partidos.

Una cosa es la gente y otra, lo que no es la gente
Mariano Rajoyo ha ignorado la caída en intención de votos del PP, a poco más de un año de su llegada al poder, al defender que su partido sigue por delante de los socialistas, “aunque hay muchas cosas que mejorar”. Sobre la pérdida de confianza de los ciudadanos en las formaciones políticas, Rajoy ha dicho que él distingue “entre la gente y otra cosa que no es la gente".

Todas las leyes electorales son opinables
Sobre la actual Ley Electoral, Rajoy ha señalado que se puede modificar, pero en su opinión, es necesario un gran consenso. “ Por mayoría bajaré o subiré el IRPF, pero nunca la ley electoral. Creo que hay consensos que hay que preservar".

El presidente del Gobierno ha considerado que “la ley electoral es opinable, como todos los sistemas", y en ese sentido ha comparado los sistemas electorales estadounidense y británico con el español, para demostrar que todos son cuestionables. "Todos son opinables", ha puntualizado.

Los resultados de la reforma laboral
Preguntado sobre el alto índice de paro, Rajoy ha intentado tapar el sol con una mano al defender su reforma laboral por los resultados que, según ha dicho, está teniendo en la creación de empleo. Ha advertido de que es de carácter estructural y por lo tanto no tiene efectos "inmediatos", pero "ya se están observando los indicios de un cambio de patrón de ajuste del mercado de trabajo". "Gracias a su flexibilidad, las empresas están manteniendo y creando puestos de trabajo, ya que permite que las empresas se adapten a los ciclos productivos", y ha citado como ejemplo a varias empresas del sector de la automoción, como Renault, Nissan, Iveco o Ford.

El presidente del Gobierno ha restado peso al desempleo al señalar que “a veces se olvida” que más de una cuarta parte de esos empleos perdidos corresponden al sector público.