Montoro no estar para “dar cariño”. Lo dijo el mismo en una entrevista en Onda Cero en marzo de este año. Y a la vista de su “desnudo” en el diario El Mundo, está claro que así es. Porque a lo largo de dos horas y media de conversación, el titular de Hacienda ha tenido palabras poco cariñosas para casi todos: para Aznar, para García Margallo, para Rato y para algunos compañeros del PP que no cita y de los que dice: Hay compañeros que se avergüenzan de lo que hemos hecho. Lo explican sin convicción porque, en el fondo, se avergüenzan de ser del PP”.

Sobre  José María Aznar,  Cristobal Montoro recuerda que él está en política por el ex presidente pero añade: No puedo admirar a alguien que ahora se dedica al business y da lecciones desde fuera. Si quieres ayudar, entra en el quirófano. Si no, no moleste: estamos operando”.

Tampoco ahorra “elogios” el titular de Hacienda para su  compañero de gabinete José Manuel García Margallo. Preguntado por la propuesta del ministro de Exteriores de ceder el 50% del IRPF a Cataluña, Montoro asegura que “Margallo es un hombre muy inteligente pero los demás no somos todos estúpidos. Él lleva diciendo eso desde 1994, pero uno tiene que saber revisar sus ideas con el tiempo porque, si no, es rehén de su propia arrogancia intelectual”.

¿Y Rodrigo Rato? Montoro dice que si lo que se está publicando es verdad, solo podría preguntarle: “¿Pero no estábamos jugando todos a lo mismo? ¿No se trataba de país? ¿Y cómo alguien con tu renta puede usar una black para ahorrarse unos miles de euros?

Montoro no está para dar cariño. Y tampoco quiere ganar un concurso de simpatía “como esos de Ciudadanos”,  ni vale para “seducir”,  aclara en El Mundo. A él, dice, le toca “vender datos”."Mi gestión se puede medir. A otros que los midan por sus palabras", sentencia Montoro.