Una de las imágenes difundidas en Twitter por los seguidores del Frente Atlético para expresar su oposición a ser expulsados del Vicente Calderón. Foto: Twitter @Cholista__ Una de las imágenes difundidas en Twitter por los seguidores del Frente Atlético para expresar su oposición a ser expulsados del Vicente Calderón. Foto: Twitter @Cholista__



La decisión del Atlético de Madrid de expulsar alFrente Atlético del Calderón ha sido contestada por el grupo ultra, que ha amenazado a Enrique Cerezo, presidente del club rojiblanco, y a Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado. “Esto no va a quedar así. No saben con quién se están metiendo”, ha advertido un miembro del grupo ultra.

“Somos buena gente”
“No pueden sacar un comunicado de manera unilateral y decir que no podemos entrar en el campo. Tienen que sentarse con nosotros y hablar. Estamos bastante indignados y molestos por este desprecio que se nos hace. Nos sentimos discriminados y marginados. Allí no estaba todo el Frente, sino unos pocos. Ahora se ha iniciado la caza de brujas porque el club intenta lavar su imagen. Nuestro comportamiento dentro del campo ha sido perfecto. Somos buena gente”, ha declarado a Cuatro un miembro de la peña radical.

Amenaza al club
Este radical también desveló que seguirán entrando en el Calderón pese a la prohibición que pesa sobre ellos. “Accederemos de manera individual. Vamos a ir en grupúsculos de cinco o seis”, añadió el ultra.

Preocupación en el Atlético
ELPLURAL.COM ya adelantó el pasado martes que desde el Atlético de Madrid están especialmente preocupados de la conflictividad que se podría originar en la grada donde hasta el pasado domingo se ubicaban los ultras del Frente Atlético. En dicho espacio del estadio comparten asiento los integrantes de la peña ultraderechista con cientos de aficionados ajenos a los “tejemanejes” del Frente.

El Atlético pide ayuda

Conscientes de la problemática que se les avecina, desde la dirección del club ya han solicitado públicamente el apoyo y la ayuda ” de los organismos deportivos, de las instituciones públicas, de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de los medios de comunicación y de todos sus aficionados para poder identificar a todas aquellas personas cuyo comportamiento atente contra la esencia del deporte y los valores inherentes a él”.

El temor de Cerezo

Según informan diversas fuentes, en el club también preocupa las represalias que sus dirigentes podrían sufrir tras adoptar la decisión de expulsar a los ultras. Así se lo habría comentado Enrique Cerezo al propio presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en una reciente comida entre ambos mandatarios. En concreto, Cerezo teme que, como le ocurrió a Florentino Pérez, los ultras tomen represalias contra su familia, su esposa y sus dos hijos. Como recuerda El Confidencial Digital, en el caso del presidente del Real Madrid, su decisión de desterrar y prohibir la vuelta de Ultras Sur le supuso una campaña de acoso por parte de los radicales, que incluso llegaron a  realizar pintadas junto a la tumba de su esposa -fallecida en mayo de 2012-. Lo mismo le ocurrió a Joan Laporta, quien tras expulsar a los Boixos Nois del Camp Nou recibió amenazas de muerte en su domicilio, tuvo que poner escolta a sus hijos para que pudieran acudir con normalidad al colegio e incluso se salvó por poco de recibir una paliza (plan que afortunadamente desbarató la policía autonómica catalana).