El consejero de Educación, Universidades y Empleo de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, al que muchos consideran el ´delfín de Valcárcel’, y que fuera alcalde de Puerto Lumbreras durante diez años, será a todas luces el sucesor de Ramón Luis Valcárcel en la Presidencia de esa comunidad, cuando éste sea incluido en las listas del PP a las europeas. A Sánchez, sin embargo, le acompañan luces y sombras de su gestión anterior.

La Fiscalía investiga la adjudicación del Teatro Auditorio de Puerto Lumbreras
La Fiscalía Anticorrupción de la Región de Murcia ha abierto diligencias informativas y ha pedido al Ayuntamiento de Puerto Lumbreras información sobre la adjudicación, construcción y recepción del Teatro Auditorio tras una denuncia del PSOE en octubre pasado.

Una obra inacabada
Se trata de un proyecto que Pedro Antonio Sánchez presentó a Valcárcel en noviembre de 2006 de la mano del arquitecto Martín Lejárraga. El proyecto fue presentado como un gran foro de encuentro ciudadano, con capacidad para 600 personas ampliable a 1.000, y que estaría terminado en 2011.

El Ayuntamiento de Puerto Lumbreras adjudicó el proyecto en 2008 a la empresa ECISA con un plazo de ejecución de 16 meses y para el que el Consejo de Gobierno del 22 de Diciembre de 2006 aprobó la concesión de una subvención finalista de seis millones de euros.

Según la denuncia del PSOE, el Gobierno de Pedro Antonio Sánchez recepcionó oficialmente la obra en septiembre de 2011, pese a no estar completamente terminada: sin los cerramientos exteriores e interiores, puertas, suelo, alicatados, baños, toda la instalación eléctrica y de aire acondicionado, la caja escénica del teatro, divisiones interiores, pérgolas entre edificios, obras de urbanización exterior, etc.

Sin concurso público
El PSOE denuncia, además, que el proyecto fue adjudicado al arquitecto Martín Lejárraga sin que existiera licitación ni concurso público. De acuerdo con la denuncia, se le adjudicó en acta de Junta de Gobierno de 26/12/2006, en la que se aprobó el Proyecto Básico aunque posteriormente se hizo una especie de concurso público de ideas que, como esperaban, ganó Martín Lejárraga que fue finalmente contratado el 7 de febrero de 2008 por 335.484 euros.