Felipe VI y Letizia se han estrenado este sábado como Reyes en el acto central del Día de las Fuerzas Armadas, donde han sido acogidos con aplausos y gritos de "viva España" y "viva la Corona" de cientos de personas que han presenciado la celebración. El homenaje de junio pasado fue presidido por el Rey Juan Carlos, que para entonces ya había anunciado su abdicación.

La plaza de la Lealtad de Madrid ha sido el escenario del acto de homenaje a los que dieron su vida por España y de un desfile protagonizado por cerca de 600 militares, en el que no ha faltado el vuelo de la patrulla Águila, formada por siete aviones C-101, dibujando en el aire los colores de la enseña nacional.

Vivas a la Corona
Aplausos y gritos de "vivas" a la Monarquía y las Fuerzas Armadas se han escuchado durante el acto, especialmente a la llegada de los Reyes a la plaza, pasadas las 12:30 horas, y a su partida al finalizar el acto.

Se trata de la primera vez que Felipe, que vestía uniforme del Ejército de Tierra, preside el acto central de la principal fiesta militar como capitán general de los ejércitos, en su calidad de jefe supremo de las Fuerzas Armadas.

La última celebración para Botella como alcaldesa
Junto a los Reyes, han asistido los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y de Interior, Jorge Fernández Díaz; el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez, y los jefes de Estado del Ejército (Jeme), general Jaime Domínguez Buj; del Aire (Jema), general Francisco Javier García Arnaiz, y de la Armada (Ajema), almirante Jaime Muñoz Delgado. También han asistido la alcaldesa de Madrid en funciones, Ana Botella, y la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa. Tras el acto, que ha durado unos 25 minutos, los asistentes se han dirigido a la recepción oficial que ofrecen los Reyes en el Palacio Real.