ussiallamazares

Comer pasteles o bollería es un lujo que solo debería permitirse la gente de derechas de toda la vida, según se deduce de los disparatados argumentos de La Razón. El diario de Francisco Marhuenda publicó el lunes en sus páginas todo un rumor que pretendía ser gracioso y descalificativo al tiempo. Denunciaban en una sección de chismes anónimos que el diputado de IU Gaspar Llamazares “desayuna los fines de semana a todo lujo en uno de los mejores locales de la capital, cerca de su domicilio”, en lugar de ir “con la tartera a extrarradios”. Pedía “bollería fina”, concretamente croissants, y un día “se pasó de pijo” y lo pidió “más tostado” y “con mantequilla de la buena”. “Demagogia hipócrita de la izquierda”, aullaba el diario.

“Desdentados y hambrientos”
Que alguien de izquierdas no pueda comer pasteles o bollería suena bastante absurdo. Pero es que además el diario se equivocó de persona, como alertó el propio Llamazares desde Twitter: “Mienten otra vez porque desayuno en casa, además como soy médico salubrista, evito la llamada bollería fina”. “¿No tiene La Razón más que hacer que lanzar infundios sobre la vida privada de los ciudadanos de izquierdas? Desdentados y hambrientos”, concluía el diputado.

Ussía corre a la RAE…
Desde el diario debieron considerar que podían hacer el ridículo un poco más y Alfonso Ussía se ha marcado toda una página sobre el asunto este lunes, tan preocupados como deben estar por la posibilidad de que la izquierda pueda quitarles algún croissant. El articulista pierde los nervios y llama “trucha tonta del Navlik” a Llamazares comparándole con una especie islandesa que una vez pescada y devuelta al río, pica el anzuelo una y otra vez. Ussía insiste en que el texto de su periódico del día anterior era “divertido” e intenta burlarse de Llamazares porque ha buscado “salubrista” en la RAE y el término no aparece. Asegura que ha consultado con un fabricante de bollería y de “mediasnoches” e ironiza con la preocupación que mostró éste por la opinión de Llamazares.

… y se cae de cabeza al río
Salubrista hace referencia a médicos que abogan por la participación activa de los medios públicos y del ciudadano para prevenir la enfermedad, con un sentido social de la medicina, por lo cual es bastante normal que Ussía se quede a cuadros. Pero si quiere ejercer de pedante y escribir exclusivamente de acuerdo a la RAE, por lo menos que escriba bien: es “medianoches” o en su defecto “medias noches”, y no “mediasnoches”.

Lo peor que le puede pasar a un cruasán.