Está entre los nuevos compromisos que el PSOE va a incluir en el proyecto político que debe surgir de la Conferencia Política que celebra este fin de semana:  impedir por Ley que a los ciudadanos se les corte el suministro de electricidad, gas y agua por estar en situación de pobreza y no poder pagarlo.  Dicen los socialistas en su documento que "ningún ciudadano puede verse privado de estos servicios esenciales para cubrir sus necesidades básicas" y que "es necesario aplicar medidas para aquellos casos en los cuales la pobreza deriva a situaciones de exclusión".

Los socialistas arrancan su Conferencia Política. Foto PSOE Los socialistas arrancan su Conferencia Política. Foto PSOE



La intención del PSOE es crear una especie de "derecho ciudadano al agua y a la energía" que pretenden garantizar mediante cambios legislativos.  En el caso del suministro de energía, en concreto, para asegurar su suministro durante el tiempo de frío. Quieren con la modificación legal que van a proponer garantizar que ningún hogar pueda ser privado de un mínimo de cobertura de subsistencia entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo.

En cuanto al agua, dicen que van a modificar la Ley conforme a la Resolución de la ONU, que declara el agua como un derecho humano, incorporando la garantía de que el suministrador no podrá suspender el servicio de abastecimiento de agua a una familia por razones económicas, cuando los recursos familiares no permitan cubrir su pago, hasta tanto se tramiten las posibles ayudas sociales que permitan atender la cobertura de sus necesidades básicas.