Agente medioambiental ante un Buho Real muerto Agente medioambiental ante un Buho Real muerto



El Grupo socialista en el Senado ha reclamado al Gobierno el aplazamiento del debate del proyecto de Ley de Parques Nacionales y la retirada de la enmienda 278, más conocida como Enmienda Cospedal, con la que se pretende eliminar el límite del año 2017 para la caza deportiva en sitios protegidos por considerar que se trata de “una agresión gravísima” a la protección de estos espacios naturales.

Se reforma una ley consensuada
El portavoz del PSOE en Medio Ambiente y Cambio Climático, Miguel Fidalgo, ha explicado, en una rueda de prensa en la que han estado otros partidos de la oposición, que el Pleno del Senado tiene previsto dar luz verde a la ley mañana miércoles y, por ello, ha pedido que dicho debate se aplace y se traslade a una sesión plenaria del mes de diciembre.

Fidalgo ha recordado que esta reforma normativa modifica una ley en vigor aprobada por unanimidad (lo que supone, en estos tiempos, un gran valor democrático), que va en contra del Tribunal Constitucional, del consenso de los partidos, del Consejo de Estado, de las Comunidades Autónomas, de los municipios y de, incluso, los técnicos y directores de los parques.

Privilegios para determinadas familias
El senador ha acusado a Mariano Rajoy y a Dolores de Cospedal de agravar aún más la situación de los parques nacionales para introducir nuevos privilegios a determinadas familias y a grandes propietarios y para favorecer la caza y otras actividades incompatibles con la conservación de este tipo de espacios que se mantienen con los Presupuestos del Estado y que son los santuarios de la biodiversidad en España.

Empresarios como Alcocer o el naviero Alejandro Aznar
Con su enmienda, el PP pretende proteger las monterías en fincas privadas dentro de parques nacionales como el de Cabañeros, donde poseen inmensos cotos de caza empresarios como Alberto Alcocer y el naviero Alejandro Aznar, marido de Mónica Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios. Las ONG ecologistas llevaban meses advirtiendo de que el PP aprovecharía la tramitación de la Ley para permitir la caza más allá de 2017.

Como en tiempos de los Reyes Católicos
Miguel Fidalgo ha apuntado que “tras casi 100 años de existencia de los parques nacionales, ningún sistema político se atrevió a modificarlo hasta que el PP ahora ha decidido que va a acabar con la protección en los parques para recuperar privilegios de los tiempos de los Reyes Católicos poniendo en riesgo estos espacios de interés general y para dar privilegios a 13 familias que tienen compromisos con Cospedal y cuyo único objeto es explotar estas fincas apara su divertimento”.

Tramitación fraudulenta
Fidalgo ha denunciado la “tramitación fraudulenta por parte del PP” de la enmienda 278 y ha especificado que la denominada enmienda Cospedal “acaba con la red de protección de los parques nacionales y establece que se puedan extender a todos los parques nacionales de España, no sólo las actividades cinegéticas, sino también usos prohibidos e incompatibles con la declaración de espacios protegidos de estos Parques regulado por las Cortes Generales. Además, esta reforma abre nuevas expectativas y creará una enorme presión sobre las especies de flora y fauna a proteger al extender las actividades prohibidas en otros territorios”.