Si durante el franquismo hubo condenados a muerte fue “porque se lo merecían”. La frase es del alcalde de Baralla (Lugo), Manuel González Capón, pero ni le costará el puesto, ni, siquiera, una amonestación, como publicó ELPLURAL.COM hace unos días. “El PP me ha perdonado”, dijo. Y es cierto, pero no solo disculpa a este franquista gallego. No. Los populares dejan sin penalización el 90 por ciento de los casos donde afiliados, cargos y destacados miembros del partido, sobre todo de Nuevas Generaciones, se exhiben ante numerosos signos franquistas, con mano derecha en alto, e, incluso, participan en distintos actos de exaltación de la dictadura, siendo la bandera del pollo o del aguilucho su preferida para inmortalizar sus creencias radicales y de extrema derecha.

El franquismo de chufa che



¿Qué se espera de un partido que tardó 27 años en condenar el golpe de Estado de 1936 (y lo hizo con la boca pequeña en 2002), que rechazó la Ley de la Memoria Histórica y que en la mayoría de las ciudades y pueblos donde gobierna se niega a retirar de sus calles nombres y signos franquistas? La respuesta la obtenemos en el revival de extrema derecha que florece en sus juventudes políticas, como es el caso de Valencia, donde en las últimas semanas hemos visto fotografías de numerosos dirigentes de NN GG haciendo apología del franquismo de chufa che, que ha despertado todas las alarmas y que el PP todavía no parece darse cuenta de lo que anida entre sus filas. Tanto es así, que la Unión Progresista de Fiscales muestran su preocupación por este resurgir joseantoniano.

Concejales del PP, locos por el pollo




 Revival franquista que tiene su máxima expresión en la bandera inconstitucional, conocida como la del pollo o del aguilucho, preferida por numerosos cargos del PP para posar con ella y fotografiarse orgullosos. Tal es el caso del concejal de Castil de Peones (Burgos), Mario Laso, que ha sido expedientado por NN GG, no expulsado, por aparecer en una fotografía con otros dos jóvenes, uno de ellos exhibiendo un llavero con la bandera franquista. Un tanto de lo mismo sucede con la concejala de Juventud (ahí queda la cosa) de Canals (Valencia), Carmen Melissa Ferrer, que aparece en una instantánea junto a una bandera del pollo. Y ya puestos a rizar el rizo franquista, hay jóvenes concejales del PP, como el de Talavera La Nueva (Toledo), José Luis Fernández, responsable de Cultura, que, además, prefirió exhibirse con el estandarte de la ignominia en la explanada del Valle de los Caídos. Los tres continúan en sus respectivos cargos.

Los broncaboys de Alcázar


Otros cachorros del PP prefieren Twitter para ensalzar el franquismo, como Antonio Pozo; y los ahí que no dudan en reírse de los preferentistas. Todos ellos militantes de NN GG de Alcázar de San Juan



 Y es que la geografía española está repleta de tardofranquistas que militan en el PP y que utilizan las redes sociales para enaltecer la figura del genocida Francisco Franco, como ocurre con Antonio Pozo, vocal de NN GG de Alcázar de San Juan, quien se refirió en Twitter al golpe de Estado, como: “Tal día como hoy en 1936 comenzó la conquista de España”, como se puede leer en el pantallazo del tuit, ahora borrado de su cuenta, no sin antes de que ELPLURAL.COM tuviera registro del mismo. Y es que las NN GG de Alcázar de San Juan, al margen de estos jóvenes franquistas, cuentan con militantes muy activos que se desplazan por distintas ciudades para vitorear a Cospedal y contrarrestar así los abucheos, y que no les duele en prenda reírse de los preferentistas que protestaban el pasado 14 de agosto ante las puertas de la Audiencia Nacional, como publicó este periódico en las mismas fechas.

Casos de violencia inaudita


El exmiembro de NN GG de Talavera de la Reina y candidato en las elecciones de 2011, Jaime Ferrero, posa con “los trofeos” conseguidos en su salvaje cacería de gatos.



Y para colmo de los colmos, luego llega el PP, que recientemente se opuso a declarar el 18 de julio como día oficial de condena del franquismo, y pide a la oposición “liberarse del franquismo” y del “fantasma” del dictador adoptando como referencia la Constitución de 1978. De lo que no podremos librarnos son de las imágenes protagonizadas por el exmiembro de NN GG de Talavera de la Reina, Jaime Ferrero, que formó parte de la lista del PP en las elecciones municipales de 20111, mostrando su colección de gatos previamente abatidos por este individuo, lo que demuestra una violencia insólita y preocupante en un joven que debería haber recibido de sus mayores políticos otra escala de valores y así impedir la matanza de inocentes animales.