El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha concedido una entrevista a El País en la que defiende hasta la extenuación su Ley Mordaza, sin ningún atisbo de autocrítica y culpando de todos los reproches a los "partidos emergentes, de extrema izquierda, radicales", que estarían siguiendo una estrategia electoralista porque, "como no se puede negar la recuperación económica, aunque no hemos salido de la crisis, hay que coger otras banderas".

Según el ministro, la Ley Mordaza "no recorta libertades; las garantiza más y mejor. Así de claro". Cuando se le recuerda que las críticas señalan que las sanciones son "brutales", él se muestra vehemente: "¡Si son exactamente las mismas que las de la ley vigente hasta ahora!".

"Solo debe preocupar a los violentos"
Sobre la libertad de expresión, señala que "tampoco es cierto que limite el derecho de manifestación". "Esta ley no toca el derecho de manifestación. Solo debe preocupar a los violentos", asegura. Sin embargo, cuando el entrevistador indaga sobre por qué "el 70% de los ciudadanos la considera muy represiva", el ministro culpa a los nuevos partidos, "por la situación preelectoral en la que estamos, con unos partidos emergentes, de extrema izquierda, radicales y en algunos aspectos antisistema que han dicho que la mejor ley de seguridad y de reunión es la que no existe. No me extraña que les moleste".

"Radicalización" del PSOE
Y en ese mismo saco ha metido al PSOE, cuya oposición "forma parte del proceso de radicalización en el que han entrado por los pactos a los que han llegado tras las elecciones del 24 de mayo". "Que el PSOE se sume a esas críticas de fuerzas antisistema es lo preocupante", asegura.

Alerta terrorista
El ministro también ha tenido tiempo de hacer mención al terrorismo yihadista y el nivel de amenaza terrorista que mantiene Interior y que "salvo hechos extraordinarios o sobrevenidos se va a mantener". "Yo tengo el deber como ministro de informar a la ciudadanía sin generar alarmismo, que, por otro lado, sería injustificado. Estamos intensificando las medidas de prevención para intentar evitar la comisión de un hecho terrorista", ha asegurado.

Cierre de mezquitas
Incluso, Fernández Díaz ha coqueteado con la posibilidad de cerrar mezquitas en España gracias a que "el nuevo Código Penal prevé esa posibilidad". "Si se tiene que actuar, se actuará. Pero ya se ha pronunciado algún líder religioso musulmán en España en el sentido de que los centros no adoctrinan, sino las personas. Ahora no está en las previsiones operativas pedir el cierre. No lo está", ha concluido.