Iñigo Méndez de Vigo, barón de Claret, actual ministro de Educación, Cultura y Deportes, según el Registro Mercantil tiene dos empresas activas en las que aparece como socio único y administrador único. El régimen de Incompatibilidades de Altos Cargos vigente prohíbe que los miembros del Gobierno (de Directores Generales a ministros) tengan ninguna actividad económica alguna fuera de sus cargos.

Las sociedades del ministro
En concreto el artículo 13 de la 'ley reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado', que fue aprobada con fecha de 30 de marzo de este año y actualizaba la anterior ley de 2006, especifica que "los altos cargos ejercerán sus funciones con dedicación exclusiva y no podrán compatibilizar su actividad con el desempeño, por sí, o mediante sustitución o apoderamiento, de cualquier otro puesto, cargo, representación, profesión o actividad, sean de carácter público o privado, por cuenta propia o ajena".

Iñigo Méndez de Vigo aparece, sin embargo, en el registro como socio único y administrador único de la sociedad Feldstein SL, sita en Madrid, con un capital social de 14.000 euros, y que en su último ejercicio presentado declaró ventas por valor de 41.576 euros. La empresa tiene como objetivo la explotación de caballos y otros equinos. Feldstein SL se fundó en 2007 y en el Registro seguía activa en 2015.

Igualmente, el actual ministro de Educación aparece como socio y administrador único de Krainem SL, sociedad que tiene también su domicilio en Madrid, con un capital social de 60.101 euros, y que presentó en su último ejercicio ventas por 20.312 euros. Esta sociedad, de actividades jurídicas, es continuidad de una anterior, fundada en 2005 por el propio Iñigo Méndez de Vigo y el actual ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, que este abandonó en 2012 por la incompatibilidad con su cargo. La empresa, según el Registro Mercantil, seguía abierta y activa este año, 2015.



El minsitro aparece también en otra empresa, Longoria SA, dedicada según el Registro a la promoción inmobiliaria, pero en esta, que tuvo en el último ejercicio declarado unas ventas por valor de 649.381 euros, aparece como apoderado.

Incompatibilidades, que no lo son según el Ministerio
Su actividad en Feldstein y Krainem serían, como decimos, incompatibles con su condición primero de Secretario de Estado de Exteriores, cargo que pasó a ocupar en diciembre de 2011, al formar Mariano Rajoy el Gobierno del PP, y después, desde el pasado 26 de junio, como Ministro de Educación, Cultura y Deporte. ELPLURAL.COM se ha puesto en contacto con Iñigo Méndez de Vigo a través del Gabinete de Comunicación del ministerio.

En su respuesta, el ministro nos ha dicho que en Longoria SA trabajó como abogado hace más de 20 años, pero en ella no tuvo ni una sola acción ni título de propiedad. Sí se reconoce en la contestación, sin embargo, que tiene dos sociedades unipersonales (las citadas Feldstein y Krainem), "que -se nos dijo en un primer momento- figuran claramente en su Declaración de Intereses de la Oficina de Conflicto de Intereses y publicada en el BOE cuando fue nombrado Secretario de Estado para la UE".

En la Oficina de Conflicto de Intereses, con la que hemos contactado, no se nos ha facilitado la declaración de bienes, derechos y patrimoniales del ministro. Hemos pedido acceso entonces a esta declaración al propio ministro a través de su portavoz, pero no se nos ha facilitado en ningún momento. En cualquier caso, esto no haría sino confirmar, aunque no es poco, que el ministro ha declarado a la Oficina sus actividades empresariales.

Pero es que además, en el BOE donde se nos dice que se hicieron públicas estas declaraciones, como se puede ver en la reproducción del Boletín que acompañamos, no figura ninguna mención alguna a dichas empresas, ya que la información se limita a dar un resumen de sus bienes, que en los conceptos "inmuebles" y "otros" suman un valor de 1.206.000 euros. Igualmente se especifica que el ministro dice no tener créditos, préstamos ni deudas.



Lo que dice la ley
Pero si la existencia de la declaración de las empresas ante la Oficina de Conflicto de Intereses se resuelve pidiendo un acto de fe, aún menos claras han sido las explicaciones sobre la compatibilidad de las actividades de las sociedades del ministro con su actual cargo y con el anterior, de Secretario de Estado de Exteriores.

Sostiene el ministro en su contestación a ELPLURAL.COM, a través de su Gabinete de Comunicación, que las incompatibilidades están perfectamente reguladas en los artículos de la Ley 5/2006 y que en este caso se cumplen. Como decimos, en realidad esta ley fue actualizada por el propio gobierno del PP. Pero se mantiene intacto el contenido del artículo de "compatibilidad con actividades privadas".

Según este artículo, que arguye el ministro, como se ve en la reproducción que incluimos, "el ejercicio de un puesto de alto cargo será sólo compatible"... con "la mera administración del patrimonio personal o familiar".., "la producción y creación literaria, artística, científica o técnica...", y "la participación en entidades culturales o benéficas que no tengan ánimo de lucro o en fundaciones, siempre que no perciban ningún tipo de retribución"...



Parece imposible relacionar las actividades de las empresas Krainem y Feldstein con cualquiera de estas tres excepciones a la incompatibilidad de alto cargo y la realización de una actividad privada. Incluida la última de las excepciones, que por la redacción de la primera contestación que hemos recibido del ministerio de Educación, parece ser que es en la que el ministro considera que podrían ser incluidas; ni tampoco por la primera, la de explicar que se tratara de empresas de patrimonio personal o familiar ¿Cómo pueden serlo una empresa de explotación equina, o aún más incomprensible, una empresa de asesoría legal?