Con los diputados ya sentados en sus escaños, incluido Mariano Rajoy que estaba a la espera de que Alfredo Pérez Rubalcaba y Cayo Lara le preguntaran sobre el caso Bárcenas, cayó sobre Madrid una fuerte tormenta de agua que provocó varias goteras en el edificio del Congreso. Por unas se infiltró suficiente agua como para inundar, especialmente, la zona alta e izquierda del hemiciclo donde se acomodan tanto los diputados de la Izquierda Plural, como, detrás de ellos, los periodistas y algunos invitados.

Goteras en el Congreso. Lo curioso es que durante el verano se han hecho obras en su techumbre. Foto EFE



Evacuación de diputados japoneses
Entre estos invitados, varios parlamentarios japoneses que se disponían a asistir a la sesión y que fueron 'desalojados' ante la posibilidad de que se empaparan. Mientras, abajo, en el hemiciclo, los ujieres corrían de un lado para otro con papeleras buscando acumular en ellas el agua que se filtraba, y los diputados se dirigían hacia sus despachos o la cafetería.

Los diputados japoneses se fotografiaban en el interior del hemiciclo antes de ser evacuados. Foto Twitter del diputado Carles Campuzano



La situación servía también para provocar el solaz de algunos diputados, que se iban retratando según su personalidad. La de Vicente Martínez Pujalte es bien conocida. Pendenciero y 'justiciero' por un lado; travieso, bromista y 'bocón' por otro. Resultado, cuando la clase se revuelve, él está entre quienes más 'ruido' montan. Basta ver la foto que acompaña esta información para darse cuenta.



Pujalte no puede contener su 'ingenio'
Y como pasa a los 'bocazas' a menudo, no siempre sus comentarios son los más adecuados. Mientras que se retiraban los diputados 'populares' se le vio acercarse al escaño de Mariano Rajoy y charlar con él. Lo mismo hizo con otros diputados. A lo que se ve, cada vez más contento con sus comentarios y sus ocurrencias se debió ir animando. Y de las risotadas del interior del hemiciclo, al salir ya al pasillo tuvo una ocurrencia final después de contemplar cómo 'evacuaban' a sus colegas japoneses: "ahora se habrán dado cuenta los japoneses por qué no nos han dado los Juegos Olímpicos". Ay, qué risa, Pujalte.