Cospedal se ha parapetado en un poco creíble "no leo ELPLURAL.COM" al ser preguntada por la exclusiva publicada por este periódico y que demuestra que mintió en sede judicial cuando aseguró que desde 2009 Luis Bárcenas no tenía ni poderes ni firma en las cuentas del PP. Ha sido durante la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva del PP. No desmintió el documento policial que demuestra que hasta febrero de 2010 compartió ella misma firma con el extesorero, y se excusó con divagaciones para reconocer finalmente: "Que en alguna cuenta perdida pueda haber algo... pues mire usted, yo no lo sé".

El PSOE exige explicaciones
Mientras tanto, la portavoz y vicesecretaria general del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha exigido este lunes a Cospedal que explique si, “como se dice en informaciones publicadas en un medio de comunicación nacional, también mintió en sede judicial, el pasado 18 de Octubre, durante el juicio que se celebró en los Juzgados de Toledo”. Los socialistas se hacen eco así de la exclusiva publicada por ELPLURAL.COM, donde aportamos documentos de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional que fueron remitidos el 5 de febrero de 2010 al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ahora en poder de la Audiencia Nacional, y que recogen la titularidad de Luis Bárcenas y de la propia María Dolores Cospedal como apoderados de una cuenta bancaria del Banco Popular, al menos hasta febrero de 2010.



Documentos que dan la razón a Bárcenas
En este sentido, la portavoz del PSOE castellano-manchego, Cristina Maestre, ha recordado en rueda de prensa que Cospedal aseguró ante el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Toledo, Jesús Yunta, que Bárcenas había cesado en octubre de 2009, mientras que el extesorero mantuvo que  su dimisión fue meramente formal, pero que siguió ejerciendo en la práctica esas funciones hasta mediados del año 2010. Los documentos aportados por este periódico demuestran que el hoy recluso de Soto del Real tenía razón.

A vueltas con los 200.000 euros
Pero no solo Cospedal no explica lo de la firma de esa cuenta corriente, tampoco “dice qué ha pasado con la presunta comisión ilegal de 200.000 euros para financiar su campaña electoral del año 2007”, denunciada por el propio Bárcenas ante el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, el pasado 15 de julio, según la portavoz socialista en rueda de prensa, que a reglón seguido añadía: “ Y con todo eso, hoy tenemos que leer otra información en otro medio nacional en la que se dice que la mujer de un importante senador del PP por la provincia de Toledo (Tomás Burgos Beteta), alguien de la máxima confianza de Cospedal, utilizó su empresa como tapadera para beneficiar a la trama Gürtel en la adjudicación de contratos en algunos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid”.

“Presunta trama de corrupción que afecta al PP”
Cristina Maestre constataba una situación que, a su juicio, “mete al PP de Castilla-La Mancha cada vez más de lleno en esta enorme trama de presunta corrupción que significan los casos Bárcenas y Gürtel”. Y reprochaba a los populares que, en vez de hacer un verdadero ejercicio de transparencia ante los ciudadanos, “intenten extender la basura de la corrupción a todos los partidos y a todos los políticos”, agregaba, “pues no, no somos todos iguales, y de lo que estamos hablando es de una presunta trama de corrupción que afecta al PP, y solo al PP”.

Publicación de renta y patrimonio
La portavoz socialista ha dicho también que el PSOE, “además de exigir explicaciones, aporta soluciones”, retando a Cospedal a asumir las propuestas que el PSOE planteó en las Cortes de Castilla-La Mancha (hace ahora casi dos meses) durante la celebración del último Debate del Estado de la Región. “Vamos a hacer un verdadero ejercicio de transparencia para demostrar a los ciudadanos la honradez de la política y de los políticos”, emplazaba Maestre, que volvía a proponer “que todos los altos cargos de la administración regional y todos los diputados nacionales y regionales publiquen sus declaraciones de renta y patrimonio, las suyas y las de sus cónyuges, de los últimos diez años”, recordó, no sin antes traer a la palestra otra de las propuestas del Grupo Socialista, “consistente en prohibir las donaciones de empresas privadas a los partidos políticos”, concluía.