El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se han mostrado "satisfechos" tras la primera reunión bilateral mantenida la pasada  noche en la que han hablado del escenario surgido tras las elecciones del 24M y sobre regeneración democrática, economía y políticas sociales.

Cordialidad
El encuentro, que se ha celebrado de forma reservada en un lugar que no han querido hacer público, ha durado alrededor de una hora y media y ha transcurrido en "un clima de cordialidad", han informado fuentes socialistas. De hecho, Sánchez e Iglesias se han mostrado "satisfechos por entablar un canal de comunicación normalizado entre las dos formaciones políticas".

Facilitadores
Uno de los asuntos de debate ha sido el mapa electoral surgido tras el 24M y la necesidad de sellar acuerdos entre los diferentes partidos con representación institucional para que pueda haber gobiernos en municipios y comunidades. Sánchez e Iglesias han acordado que "la política de pactos sea liderada por los líderes territoriales" de sus respectivas formaciones. "El proceso depende de ellos, no de nosotros, aunque estaremos ahí para facilitarlo", ha afirmado el líder de Podemos.

Otros asuntos
También han hablado de regeneración democrática, cuestión en la que el secretario general del PSOE ha transmitido a Iglesias su voluntad de llevar a cabo una renovación política "en profundidad para el país". En el encuentro han abordado la política europea, en la cual ha habido "puntos de vista diferentes", y asuntos de índole social como la lucha contra la desigualdad y la pobreza, han añadido las fuentes.

"Cara a Cara"
Se trata de la primera ocasión en la que Sánchez e Iglesias se ven 'cara a cara', después de que tras la celebración de las elecciones del 24M mantuvieran dos conversaciones telefónicas. Según ha informado esta noche Podemos a través de un comunicado, tras este primer encuentro Sánchez e Iglesias prevén concertar otra reunión, que en esta ocasión será pública y tendrá lugar después de que se cierren los procesos regionales.

Dependencia para gobernar
El PSOE depende de Podemos para gobernar comunidades como Madrid, la Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares o Castilla-La Mancha, mientras que las plataformas ligadas a la formación de Iglesias necesitan el respaldo de los socialistas para hacerse con las alcaldías de municipios como Madrid, Zaragoza, Sevilla o Cádiz.

Los tres ejes de Podemos
En todas estas comunidades los representantes de Podemos han comenzado ya a negociar y a mantener encuentros con los socialistas, todos con unas exigencias comunes de "limpieza democrática", lucha contra la corrupción y búsqueda de soluciones para la situación de "emergencia social" que vive el país. Son los tres ejes que, según ha repetido hoy el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, marcarán la posición del partido en las negociaciones, siguiendo el camino que ya abrió en Andalucía, donde el PSOE todavía no ha dado una respuesta a sus peticiones y la socialista Susana Díaz no ha logrado de momento los apoyos para ser investida presidenta. En los principios generales que plantea, Podemos ha destacado también que no va a entrar en repartos de poder ni de sillones a cambio de apoyo.