Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid y empresario del mundo del cine, productor y empresario publicitario, estaba citado este lunes en Estepona como testigo en la investigación que se lleva a cabo en el juzgado número 5 de esa población de Málaga a cuenta de la compra del ático del expresidente Ignacio González. Cerezo no compareció. Se excusó por escrito de sus abogados en el que se justificaba su ausencia en ‘cuestiones médicas’. Los periódicos locales malagueños así lo recogían.

 

Captura del diario Sur de este lunes



Curiosamente, la misma persona, Enrique Cerezo, que no tenía ningún problema este lunes por la noche, horas después y comparecía para dar testimonio de su 'recuperación' en la gala del XV aniversario de Radio Marca. Como lo demuestra la captura del vídeo de Marca que incluimos en esta información.



El hecho no pasó desapercibido para los internautas.

Una vieja y provechosa amistad
Esta versión Cerezo de día, preocupado por su salud, Cerezo de noche, risueño, coincide con un hecho, la gran amistad, que supera lo personal y se enraiza en los negocios, que existe como se sabe entre el presidente del Atlético de Madrid y el expresidente de la Comunidad, Ignacio González, que no es sin embargo, por cierto, como pudiera pensarse, un expolítico, ya que 'Nacho' sigue siendo secretario general del PP madrileño.

Como han denunciado repetidamente, por ejemplo, los sindicatos, esa ‘amistad’ se concretó a través de numerosos programas entre Cerezo y la televisión pública madrileña, Telemadrid.

La productora ‘Boomerang’ se ha demostrado la gran beneficiaria de esa relación, en una buena ración de contratos por programas como ‘Madrid Superstar’, ‘Madrid Despierta’ o ‘Aquí Madrid’, cuyos costes nunca se han hecho públicos a pesar de que lo pidieron desde el Comité de Empresa de la televisión pública madrileña repetidas veces.

Exclusivas publicitarias
Igualmente, según una denuncia de UGT Telemadrid, una empresa participada accionarialmente en un 30% por Boomerang, Multipark Madrid, gestiona desde 2008  en exclusiva toda la publicidad de las diferentes cadenas de Telemadrid, así como de su emisora de radio, Ondamadrid y de la web de la compañía. Por cierto, coincidiendo con esta gestión, y hay que reconocer también con su hundimiento de audiencia, la publicidad de Telemadrid ha pasado de los 54 millones de euros en 2007 a apenas 10 millones en la actualidad.

Pero hay más. Telemadrid ha sido coproductora de películas de Cerezo, como Sangre de Mayo, que costó 15 millones a la televisión en 2008, o después, Las Brujas de Zugarramundi.

Y claro, queda el propio Atlético de Madrid. Como es conocido, en su momento, Telemadrid con la vieja Cajamadrid crearon en 2007 una empresa, Madrid Deporte Audiovisual, que pasó a ser la gran ‘financiera’ del club rojiblanco, con el que firmó un acuerdo por 230 millones de euros a cambio de sus derechos televisivos. Esto pese a que había informes internos que advertían de las pocas posibilidades de viabilidad de la inversión. El contrato acabaría siendo roto por el propio Atlético de Madrid, y la empresa, Madrid Deporte Audiovisual, condenada a números rojos, entró en concurso de acreedores.