Por primera vez, un programa ha podido visitar el Ayuntamiento de Madrid. Este sábado, Manuela Carmena abrió las puertas del consistorio a la reportera Marta Nebot, de 'Un tiempo nuevo' (Cuatro), desvelando los lujos con los que la exalcaldesa de Madrid, Ana Botella, contaba en su despacho.



Sofás, televisión, baño…
Un despacho  que también fue utilizado por Alberto Ruiz Gallardón (de hecho fue quién ordenó su construcción) y que está conformado por múltiples salitas en las que se  encuentran varios sofás, una televisión, un baño con ducha e incluso un vestidor. En total, 200 metros cuadrados que contrastan con los 20 que mide el único comedor para trabajadores  con el que cuenta el Ayuntamiento de Madrid.



Carmena quiere suprimirlo
“Es como un apartamento”, dijo Carmena tras anunciar su intención de suprimir el despacho para “convertirlo en una sala de Gobierno y una pequeña antesala”. Todo ello con el objetivo de poner orden en un consistorio que supuso un coste a las arcas municipales de 530 millones de euros pese a estar inicialmente presupuestado en 40 millones.