María Dolores de Cospedal con el actual presidente del Consejo Consultivo castellano-manchego, Emilio Sanz. María Dolores de Cospedal con el actual presidente del Consejo Consultivo castellano-manchego, Emilio Sanz.



“Tanto va el cántaro a la fuente que al final acaba rompiéndose”. Declaración correspondiente a un destacado miembro del PP de Castilla-La Mancha, de la opinión, como muchos otros, de que Cospedal “se pasa” con sus constantes querellas y demandas, “ya que al final conducen a lo que conducen, que uno de los nuestros page los platos rotos por la dichosa devoción de Dolores por denunciar a todo bicho viviente”. Y razón no le falta a este experimentado líder de la derecha manchega, ya que el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha imputado a siete miembros de la desaparecida Caja Castilla-La Mancha por un presunto delito societario a raíz de la querella presentada por María Dolores Cospedal contra el expresidente de la entidad de ahorro manchega, Juan Pedro Hernández Moltó, a quien la Fiscalía exoneró en su momento de toda responsabilidad delictiva y de enriquecimiento personal, aunque, al igual que el resto de la Comisión Ejecutiva de CCM, permanece imputado en la causa que instruye la AN y que se prolonga ya en el tiempo más tres años y medio.

Emilio Sanz, “un hombre íntegro”…
El caso es que Ruz ha “hecho caso” al exfiscal Ignacio Gordillo, abogado contratado por el PP de Cospedal para llevar el caso de Caja Castilla-La Mancha, y ha decidido ampliar las imputaciones al resto de los miembros de la Comisión Ejecutiva de la desaparecida entidad de ahorro, en la que se encontraba el actual presidente del Consejo Consultivo castellano-manchego, Emilio Sanz, impuesto por la presidenta Cospedal en detrimento de José Díaz Revorio, cuya candidatura era secundada por todos menos por la secretaria general del PP, que vio en Sanz a “un hombre íntegro, apasionado del Derecho y defensor de la legalidad”, dijo el 31 de octubre de 2012 en la toma de posesión del hoy imputado presidente del Consultivo.

…Pero sancionado por el Banco de España…
Sin embargo, la secretaria general el PP sabía que “su hombre íntegro”, y ahora imputado por su condición de exmiembro de la Comisión Ejecutiva de la desaparecida Caja Castilla-La Mancha, fue sancionado en junio del año pasado por el Banco de España con 20.000 euros por una “infracción muy grave” (ver BOE) al presentar CCM “deficiencias en su estructura organizativa, que pusieron en peligro la solvencia o viabilidad de la entidad”. Pero esto no fue impedimento para que Cospedal promocionara a Sanz hasta lo más alto del organismo que debe fiscalizar la acción ejecutiva de su Gobierno.

…”Integridad” que le debería llevar a la dimisión
En otros gobiernos autonómicos, como ya informó ELPLURAL.COM, sería impensable colocar al frente del principal organismo de consulta a una persona que la Audiencia Nacional ha ratificado la sanción del BE, y que ahora le imputa por un supuesto delito societario. En este sentido, fuentes del Gobierno de Cospedal consultadas por nuestro periódico señalan que Emilio Sanz, miembro activo del Opus Dei, “no puede permanecer ni un día más como presidente del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha”, añaden, “y mucho menos cuando es una persona de la absoluta confianza de la presidenta, favorable siempre a la dimisión de los imputados”. Opinión que comparten otras fuentes socialistas que ven a Sanz tan tocado que “es imposible su permanencia en el Consejo”, añaden, “debe dimitir”.

Otras imputaciones
El juez Ruz, que no da un paso en firme sin el consentimiento de la Fiscalía, ha hecho suya la petición del fiscal y también ha imputado al resto de los miembros de la Comisión Ejecutiva de CCM (Federico Andrés Rodríguez Morata, Tomás Martín-Peñato, Florencio Hernández, José María Fresneda, Carlos Jiménez Morante y José Fernando Sánchez Bódalo). Alguno de ellos, como el expresidente de la Caja por el PP, Martín-Peñato, o el exalcalde socialista de Alcázar de San Juan, Sánchez Bódalo, ya declararon como testigos el pasado mes de julio, según han reconocido a ELPLURAL.COM fuentes cercanas a los ahora imputados.

Comisión de Control
Pero no solo eso, la Fiscalía podría pedir también la imputación de los miembros de la Comisión de Control de Caja Castilla-La Mancha, como así lo ha hecho en el caso de Bankia (antigua Caja Madrid) o Bancaja (Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante). De ser así, el actual delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, exmiembro de la Comisión de Control de CCM, pasaría también a engrosar la amplia lista de imputados de la en su día intervenida caja por el Banco de España, posteriormente absorbida por Cajastur y más tarde integrada en lo que hoy conocemos por Liberbank (Cajastur, Cantabria, Extremadura y CCM).

El auto de Ruz
En el auto dictado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 el pasado mes de enero, el juez solicita también información sobre los créditos que CCM concedió en 2007 y 2008 a las sociedades Luis Portillo-Inmobiliaria Colonial, Naropa-Fermoselle (Kopan Cartera), T-Solar Global y Renovalia, así como a las empresas del Grupo Lábaro Whitness Investment Group, Residencial Picón, Sersan Integral y Simcar Proyectos. Todas ellas, según un informe elaborado por peritos del Banco de España, podrían ser "contrarias a la normativa bancaria y mercantil", por lo que su aprobación podría haber causado un "perjuicio" a la entidad financiera.

María Dolores de Cospedal (centro) con el actual presidente del Consejo Consultivo castellano-manchego, Emilio Sanz (2i). María Dolores de Cospedal (centro) con el actual presidente del Consejo Consultivo castellano-manchego, Emilio Sanz (2i).