Como en el resto de las Comunidades, la incapacidad del PP para mantener las mayorías absolutas, también en Cantabria le va a costar el gobierno autonómico. En este caso para permitir el regreso de un clásico que parecía ya habitante del baúl de los recuerdos, pero que ha regresado con enorme fuerza: Miguel Ángel Revilla.

El apoyo socialista sería suficiente
Sólo  un escaño, 13 a 12, ha dado la victoria al PP en Cantabria cobre los regionalistas de 'el señor de las anchoas'. Muy insuficiente para mantener el gobierno, ya que en esta comunidad es uno de los sitios donde Ciudadanos ha entrado de manera más débil, con sólo dos escaños.



A Revilla le bastaría convencer al PSOE, que ha conseguido cinco asientos para establecer una mayoría suficiente, ya que los tres últimos escaños han quedado en manos de Podemos. Un parlamento de cinco fuerzas que anuncia claramente un cambio y la salida del PP.

"El presidente más inútil de Cantabria"
Miguel Ángel Revilla, de hecho, hizo en su discurso tras conocerse los resultados, una convocatoria para que le vuelvan a dar el poder a sus 72 años. Y lo hizo con su lengua de siempre: "Estoy aquí para liderar la sustitución del presidente más inútil que hemos tenido en Cantabria (en referencia al 'popular' Ignacio Diego). Es incompetente, no sirve para el cargo", dijo, mientras no desaprovechaba la ocasión para lanzar un guiño a quien ahora precisa como apoyo, la candidata socialista, Eva Díaz Tezanos, y con quien puede recuperar el gobierno de dos.

La socialista parece que acepta el guante, porque también en su comparecencia ha subrayado la misma lectura: "los ciudadanos han dejado clara su voluntad de cambio", ha dicho, y tras apuntar que "el PP ha sufrido una derrota espantosa", ha aceptado que se anuncia un tiempo de negociaciones.

Incluso el líder autonómico de Podemos, José Ramón Blanco, ha anunciado que las votaciones abren un tiempo "de nuevas políticas", y se ha mostrado abierto al diálogo.