Para conocer la intrahistoria del caso Voto por correo hay que remontarse a las elecciones generales del año 2008. Se trata de una causa que investiga la presunta compra de votos en dichos comicios por parte del PSOE de Melilla y de Coalición por Melilla (CPM), cuando ambos partidos formaban una coalición. En este caso se juzga hasta a 30 miembros de sendas formaciones.

El Partido Popular de la Ciudad Autónoma se personó como acusación particular y la Fiscalía de Melilla pide más de 200 años de prisión para la treintena de investigados por la comisión de varios delitos. Isabel Martín, Fiscal Jefe de la ciudad, ha estado presente en el juicio oral del caso.

El PP, de cena con la Fiscal

¿Por qué es importante Isabel Martín en este asunto? Porque fue la que pidió las penas más altas para los miembros de sendos partidos investigados y la causa sigue abierta. Y es que el pasado jueves, la vicepresidenta autonómica, Paz Velázquez, publicó un tuit en el que se despedía de la Fiscal al destinarla a Madrid en calidad de fiscal en la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado.

Tras esto, que se publicó el pasado sábado en el BOE, Isabel Martín y toda la plana mayor del Partido Popular de Melilla y, por ende, del Gobierno autonómico, se reunieron en una “comida de despedida”.

Hecho que ha causado inquietud en la oposición, pues la Fiscal que pide 200 años para los investigados por el caso Voto por correo, se reúne con los miembros del partido que se ha personado como acusación particular