“Todo lo que tiene que ver con el hospital de Toledo tiene muy mala pinta y, además, es exactamente lo que parece: el intento de Cospedal, parando la obra cuando era pública, de que alguien haga un gran negocio y de que alguien gane mucho dinero a costa de nuestra sanidad”. Declaraciones del portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, al conocer que sólo una oferta se ha presentado para reanudar esa obra, parada por Cospedal desde hace más de tres años, y sacada de nuevo a concurso bajo el modelo de financiación público-privada. Puja, por cierto, que se ha presentado el último día y en la misma fecha en la que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda que dirige Cristóbal Montoro haya desestimado el recurso presentado por los arquitectos Sánchez Horneros contra la licitación de estas obras. Todo casualidades.

OHL, Acciona y otra más
El caso es que la única oferta que se ha presentado para reiniciar las obras por valor de 1.700 millones de euros corresponde a la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por OHL, presidida por el exministro franquista Villar Mir; Acciona, liderada por el exconcejal  madrileño de UCD, Florentino Pérez, y por Desarrollo de Concesiones Varias Dos, con participación directa de las empresas Melchor Mascaró y Llabres Feliú, ambas con intereses directos en el hospital balear Sos Espases, investigado en la actualidad por un supuesto caso de corrupción.

Villar declaró como imputado y Florentino como testigo
Y es que la vida de estos dos hombres está unida más allá de los negocios del ladrillo. Ambos comparten su pasión por el Real Madrid, y mientras que Villar fue vicepresidente del club blanco, Florentino es, hoy por hoy, el dueño y señor del club merengón. Pero al margen de sus aficiones deportivas y compartir el palco de Chamartín, donde los expertos sitúan el verdadero centro de negocios de este país, los dos han sido interrogados por el fiscal anticorrupción balear Pedro Horrach por  un presunto amaño en favor de OHL  durante el proceso de adjudicación del hospital de referencia de Baleares. Villar Mir en calidad de imputado y Florentino Pérez como testigo; los dos, naturalmente, han negado su participación en esta supuesta corrupción.

Acciona ya estuvo en la anterior concesión
Además de darle la obra a un imputado, Cospedal entregará el pastel sanitario a la empresa Acciona, que ya estaba en la anterior adjudicación. Una empresa que, según se encargaba de resaltar el dirigente socialista “aceptó poner fin, finiquitar el anterior contrato con cláusulas de confidencialidad”. De ahi que mostrara su perplejidad por el “hecho de que, de momento, se conozca una única oferta”, pero ponía el énfasis en subrayar otras cuestiones del proyecto que son, a su juicio, más sospechosas y que requieren que Cospedal y el consejero Echániz las aclaren, como por ejemplo la participación “en esta UTE de una empresa que también está siendo investigada por la Justicia en todos los casos relacionados con la presunta financiación ilegal del PP”, dice en referencia a OHL.

¿Quién ha redactado los nuevos proyectos?
Por otra parte, el portavoz socialista se ha preguntado si los “arquitectos del proyecto original han denunciado a Cospedal en los tribunales por rescindir el contrato anterior de manera ilegal, ¿quién ha redactado los nuevos proyectos para esta licitación, las propias empresas que han presentado oferta?”. Y es que, insistía, “nos llegan informaciones de que no han sido funcionarios de la Consejería o el SESCAM”. Y concluía diciendo que “en definitiva, aquí alguien va a ganar mucho dinero a costa de  nuestra sanidad” en un proceso que no es nada transparente desde que Cospedal decidió parar las obras del futuro hospital de Toledo nada más ganar las elecciones.

¿Qué relación tiene Luis Carretero con Sos Espases?
SESCAM dirigido con mano de hierro por Luis Carretero, exdirector del hospital balear Sos Espases, donde fue cesado e inmediatamente fichado por Cospedal para llevar las riendas del Sistema de Salud de Castilla-La Macha. En este sentido, llama la atención los paralelismos entre el centro insular y el toledano, ya que no sólo OHL está presente, también la empresa compañera en la UTE de Villar y Florentino Pérez, Desarrollo de Concesiones Varias Dos, con intereses directos en el hospital mallorquín, toma parte también del reparto de a tarta sanitaria.

Un negocio que se puede ver truncado
Sea como sea,  las empresas de la UTE se han lanzado al vacío ya que todavía quedan por dirimir dos denuncias de los anteriores arquitectos (una en los juzgados ordinarios y una segunda ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha), un recurso del PSOE y otro de UGT, además de una cuarta iniciativa que prepara en la actualidad CC OO. Todos ellos se oponen a que una empresa explote durante 30 años los servicios no médicos del nuevo centro hospitalario toledano, donde los concesionarios tienen previsto cobrar 0,70 euros por hora de televisión y habitación (seis durante todo el día), cinco euros por 60 minutos de ludoteca para niños, 1 euro por hora de aparcamiento, comidas, lavandería, mantenimiento, cafetería, maquinas expendedoras...Un negocio redondo, sin duda.