El líder de la oposición extraparlamentaria rusa, Borís Nemtsov, muy crítico con el presidente Vladímir Putin y su política sobre Ucrania, fue asesinado la noche del viernes en pleno centro de Moscú tras recibir al menos cuatro disparos en la espalda.

Tiroteado desde un coche
Nemtsov, de 55 años, fue tiroteado desde un coche cuando paseaba por el Gran Puente de Piedra moscovita, a poca distancia del Kremlin, acompañado de una joven procedente de Ucrania, informaron las agencias rusas.

Muy crítico con la política de Putin
"Fueron realizados varios disparos. En el lugar de los hechos se han encontrado seis casquillos de bala. Lamentablemente, cuatro alcanzaron su objetivo", dijo la portavoz del ministerio de Interior ruso, Elena Alexéyeva.

Exviceprimer ministro en 1998, Nemtsov era uno de los mayores críticos con la injerencia rusa en Ucrania defendida por Putin, tanto en la Revolución Naranja de 2004, como en la anexión de la península de Crimea o recientemente con el apoyo a los separatistas prorrusos.

Putin asume personalmente la investigación
Poco después de anunciarse su muerte, Putin señaló que el crimen "tiene toda la pinta de un asesinato por encargo, de carácter sumamente provocador" y asumió personalmente el control sobre la investigación, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Hoy, Peskov calificó de "monstruoso" el asesinato y subrayó la importancia de establecer cuanto antes a sus autores materiales y organizadores.

"Ha sido un asesinato monstruoso y como dijo el presidente (Vladímir Putin) tiene todos rasgos de haberse perpetrado por encargo", dijo Peskov, para quien en cualquier caso "no puede valorarse como el comienzo de serie de este tipo de asesinatos".

La oposición dice que es un "asesinato político"
La oposición calificó la muerte de Nemtsov como el "asesinato político" de un rival de Putin, mientras su abogado reveló que el líder opositor había sido amenazado de muerte ya hace varios meses en las redes sociales.

Represalia contra la libertad
Mijail Kasyánov, copresidente junto con el fallecido del opositor Partido Republicano de Rusia, calificó el asesinato de "represalia por la libertad, por su verdad, por una valoración consecuente de lo que sucede" en Rusia.

"Han tirado el guante. Ha sido asesinado un oponente personal de Vladímir Putin", reaccionó, por su parte, el líder del partido opositor "Yábloko", Serguéi Mitrójin, que calificó el crimen de un "acto terrorista" y exigió a las autoridades que encuentren a los responsables para evitar toda sombra de sospecha.

Dos días antes de una marcha contra Putin
El asesinato se produjo a menos de dos días de la marcha de protesta antigubernamental convocada para este domingo en Moscú para exigir al Kremlin el fin de la injerencia en los asuntos de la vecina Ucrania.

La muerte de Nemtsov ha causado una gran conmoción en la comunidad internacional, con condenas del asesinato y peticiones de una investigación objetiva por parte de EEUU, Alemania, Francia y el Reino Unido.