En su intervención, Mato ha recordado que en materia de sanidad "la inmensa mayoría de tema competenciales corresponden a las comunidades", y se ha mostrado "convencida" de que comunidades, profesionales y resto de agentes del sector podrán "unir esfuerzos y voluntades para alcanzar acuerdos, pactos y consensos necesarios para hacer avanzar el sistema sanitario español", informa Europa Press.

Universalidad, equidad y calidad
La ministra popular ha dicho que se debe "garantizar los principios de universalidad, del derecho a la protección de los españoles; equidad, en el acceso a una cartera de servicios homogénea; calidad, en los servicios dispensados; y excelencia, con la capacidad para incorporar la innovación y el conocimiento los mejores instrumentos de decisión". Mato ha obviado hacer mención a la condición de pública y gratuita de la sanidad española.

Ante la vicepresidenta y presidentes autonómicos
Al acto han acudido algunos miembros del Gobierno como la ministra de Presidencia y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, o la ministra de Fomento, Ana Pastor; autoridades autonómicas como el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el de Cantabria, Ignacio Diego, y diferentes consejeros, así como representantes de todos los agentes del sector.

Su afirmación al jurar su cargo
La afirmación de Ana Mato en la toma de posesión de su cargo como ministra de Sanidad de que su prioridad es “garantizar la sanidad universal”, sin mencionar su carácter "gratuito" no pasó desapercibida en un momento en el que arrecia la polémica sobre el copago sanitario en algunas comunidades autónomas.