'No a la ley mordaza' en una pancarta de la manifestación que ha recorrido el centro de Madrid este domingo. EFE



Amnistía Internacional ha acusado al Gobierno de “recortar la libertad de expresión y de reunión mediante varias legislativas, una de ellas la
Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana (LOSC)”, conocida como ‘ley mordaza’. En su último informe, la organización también critica la vulneración de los derechos de los inmigrantes.

La ampliación de poderes policiales
Amnistía censura al Gobierno español por “ampliar los poderes policiales sin establecer mecanismos de supervisión y rendición de cuentas”, entre otras “infracciones que podrían amenazar el ejercicio de la libertad de reunión pacífica, expresión e información”. La organización muestra su preocupación por “los casos de uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de seguridad en manifestaciones, así como crecientes restricciones al derecho de reunión”.

La reforma del Código Penal
El informe también critica la reforma del Código Penal, que “ataca la libertad de expresión, de información y de reunión, al ampliar los delitos, tanto de terrorismo como de desórdenes públicos, y sigue sin tipificar de manera adecuada los crímenes de derecho internacional como la tortura. Mediante la reforma de la jurisdicción universal se ha limitado las atribuciones de las autoridades para investigar crímenes atroces contra las personas cometidos fuera de España”.

Se vulnera los derechos de inmigrantes
Según Amnistía, los inmigrantes también “están viendo sus derechos vulnerados en España” y recuerda que su organización ha denunciado antes el “excesivo e innecesario uso de la fuerza en la frontera contra refugiados, migrantes y solicitantes de asilo por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”.

“Las autoridades también pretenden legalizar la práctica de las denominadas devoluciones en caliente, prohibidas por el derecho internacional, mediante una enmienda introducida en la LOSC”, añade Amnistía Internacional.