Política
Alfredo Urdaci en su videoblog en Intereconomía
Alfredo Urdaci en su videoblog en Intereconomía

Famosos que apoyan la pseudociencia

Alfredo Urdaci, Alfonso Merlos y Txumari Alfaro han sido los últimos en romper una lanza por la natuterapia, indignando a la comunidad científica

1K
Dom, 21 Ene 2018

El pasado jueves, varios medios de comunicación se hicieron eco de la portada de la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales. En este espacio, Alfredo Urdaci confiesa haber creado una página pro-homopatía en Facebook, según publicó Vertele. El que fuera director de informativos de TVE es un firme convencido del poder de la pseudociencia para curar.

El periodista lamenta que la “medicina natural está maltratada” por la sociedad e incluso “despreciada”. “Uno se da cuenta, tratando con personas cercanas, de que en las terapias naturales hay una enorme riqueza que ha devuelto la salud y el bienestar a muchas personas”, señala Urdaci. Pero sus comentarios no quedan ahí y afirma conocer el caso próximo de “la madre de un buen amigo” que padeció un cáncer y “éste ha remitido gracias a terapias no convencionales”.

Estas afirmaciones tratan a patadas a los científicos y sus incesantes investigaciones, además de desperatar su indignación. 

Urdaci, sin embargo, no es el único que defiende el uso de este tipo de productos. También Alfonso Merlos es un acérrimo defensor de las terapias naturales y también ha sido portada de la citada revista. Pero tranquilos. Hay muchos más personajes públicos que hacen caso omiso de la ciencia y trasladan toda su fe a los remedios naturales o a “no hacer nada” ante una enfermedad mortal. Aquí os dejamos algunos de estos rostros que abogan por la natuterapia.

1Alfaro y su inmovilismo contra el cáncer

El que durante un tiempo fue el conductor de La botica de la abuela hizo sus pinitos en el deleznable congreso de Barcelona que tuvo lugar el pasado fin de semana cuyo título era ‘Un mundo sin cáncer’. Durante toda esta reunión se cuestionaron los métodos de quimioterapia. El consejo de Alfaro para una persona que padece cáncer de mama es “no hacer nada”, literalmente.

2 Edu García y el control de la medicina convencional

Eduardo García es periodista de Radio MARCA y, desde hace menos de un año, jefe de la emisora perteneciente al diario MARCA. Es otro de los firmes defensores de las terapias naturales y las considera fundamentales. García quiere que “fueran más publicitadas y que el público conociese lo verdaderamente beneficiosas que son para el cuerpo y la mente”. El periodista lamenta que no se conozcan los beneficios de estas por “el control de la medicina convencional y las farmacéuticas”. Estas declaraciones realizadas a la misma revista para la que fue portada Urdaci.

3Los limones milagrosos de Mariló

Mariló Montero, durante un tiempo presentadora estrella de TVE, generó controversia por su método para luchar contra el cáncer. Montero, doctora más que reputada, a principios de 2015 recomendó un método de prevención para el cáncer bastante rudimentario pero a su parecer efectivo. Mariló afirmó que “oler un limón” era el método infalible para evitar esta clase de enfermedad. Unas declaraciones que generaron gran revuelo, pero no menos que su ya archiconocida y platoniana idea de la transmigración de las almas a través del trasplante de los órganos humanos.

4Javier Cárdenas y el autismo

El polémico  presentador decidió recurrir a un viejo bulo por el que le cayeron infinidad de palos. Cárdenas aseguró que las vacunas provocan autismo. Su acción provocó una oleada de comentarios contra la delirante desinformación del presentador de Hora Punta. Sin embargo, lejos de admitir el error, Cárdenas sacó las uñas y arremetió contra todos aquellos que le criticaron tildándolos de manipuladores.

5Las Campos

Durante el reality de Maria Teresa y Terelu Campos, el cáncer salió a la palestra. En uno de los episodios de este espacio, una de las invitadas declara que “somatizas por una parte u otra” y por esto “hay una célula en tu cuerpo que muta”. Lo que pretendían es asegurar que el cáncer es un problema de la somatización del paciente. Una hipótesis que defienden gran parte de las mentes pensantes que defienden la pseudociencia.