Revuelto de espinacas con morcilla de Burgos.

¿Con qué?

Dos paquetes de espinacas, dos morcillas de Burgos, tres huevos, menta, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Hacemos las espinacas en una sartén con un poco de aceite, las ponemos en un plato inclinado para que suelten el agua; entretanto en la misma sartén sofreímos las dos morcillas de Burgos sin piel y separando los granos, espolvoreamos un poco de menta, añadimos las espinacas que, previamente, hemos cortado y salado, estrellamos los huevos, revolvemos y vigilamos el punto de cuaje. Servimos con un picatoste o pan frito.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40296","attributes":{"class":"media-image alignleft size-thumbnail wp-image-17810","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"150","height":"150","alt":"Guiso de patatas con n\u00edscalos"}}]]

 

Estofado de níscalos con conejo y patatas.

¿Con qué?

Un conejo en trozos, medio kilo de níscalos o cualquier otra seta del campo, tres patatas grandes, una copa de brandy, una cebolla, dos tomates, aceite de girasol, pimienta, una hoja de laurel y sal.

¿Cómo?

Limpiamos los níscalos con un paño húmedo. En una cazuela sofreímos con un poco de aceite las setas y reservamos, el conejo a fuego vivo durante cinco minutos y un poco de brandy y reservamos. En el mismo aceite pochamos la cebolla, cortada en dados, las patatas cortadas en gajos y los tomates cortados en dados, pelados y sin pepitas, salpimentamos, añadimos la hoja de laurel, cubrimos de agua, echamos el conejo con todo el jugo que haya soltado, lo mismo que los níscalos o setas y dejamos cocer a fuego medio durante media hora, moviendo de vez en cuando la cazuela para que la salsa engorde. Servimos en plato hondo, cuidando que la cabeza y el hígado vayan a quienes les gusta.

Tarta de la pastelería del barrio.

El coste de los productos de este menú es de unos 17 euros.