La foto es escalofriante, recién juramentado, con todos los aditamentos del nacional catolicismo, Rajoy, junto al monarca departen solos. La imaginación que siempre se queda pequeña ante la realidad me dice que quizá estén compartiendo penas por las andanzas curriculares y ánimos de lucro que han montado los miembros putativos de sus respectivas familias, la agnada de uno y la política del otro. El monarca preocupado por el montaraz yerno que descubrió que tirando de ser vos quien sois, podría compararse a Soros, Clinton o Bill Gates, ¿se creyó en algún momento que le contrataban por ser un buen gurú del deporte?. Hemos sabido que la casa real lo sabía, le expulsó del reino y atajó los negocios del geta o caradura manomanista, todo ello paralelo al sainete del pusilánime de Rajoy que claramente en su despacho de Génova le explicaron con todo lujo de detalles las andanzas de Correa en Arganda.

Piche aquí para seguir leyendo