Se calcula que en 2050 existirán en el mundo 135 millones de personas afectadas por el alzhéimer. Actualmente, en España hay más de 800.000 personas aquejadas de esta dolencia. Este miércoles se han presentado los resultado del proyecto [email protected] un estudio de la Fundación ACE, impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa” y Grifols, que podría abrir el camino a nuevas terapias para tratar esta enfermedad.

Àngel Font, director corporativo del Área de Investigación y Estrategia de la Fundación Bancaria "la Caixa", Mercè Boada, directora médica de Fundació ACE y Víctor Grífols, presidente de Grífols, han sido los encargados de avanzar esta buena noticia en la inauguración del II Symposium on Dementia Genetic en CosmoCaixa el Symposium. La investigación se puso en marcha en 2016 con el objetivo de identificar una nueva generación de genes implicados en el alzhéimer que aporten datos para el diseño de nuevos tratamientos con los que combatir esta dolencia que, según los expertos, será la pricipal plaga del siglo XXI, por encima de enfermedades como el cáncer o el sida.

Detrás del estudio están los doctores Jordi Clarimón, del Hospital de Sant Pau y coordinador del proyecto; Pascual Sánchez-Juan, del Hospital Marqués de Valdecilla; Miguel Medina, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED); y Agustín Ruiz, de Fundació ACE e investigador principal del proyecto. 

Los investigadores han analizado 7.414 genomas de pacientes, una de las muestras de un único centro más grande del mundo. Los resultados serán muy relevantes por la alta homogeneidad de la muestra. Además, estarán a disposición de la comunidad científica internacional con una clara intención de unir talento a nivel mundial, para vencer a esta enfermedad.

Tres categorías de genes

Hasta la fecha, los científicos se habían referido a genes de alzhéimer en general. El volumen de muestras de pacientes con demencia del proyecto [email protected] y su calidad diagnóstica permiten ahora distinguir tres categorías de genes de esta enfermedad:

- La primera podría incluir aquellos genes relacionados con la neuroinflamación y el metabolismo del péptido amiloide.

- Una segunda categoría en la que los efectos de los genes probablemente estén relacionados con procesos neurodegenerativos vinculados al envejecimiento y las características de las neuronas.

- La tercera, que podría contener factores genéticos que ejercerían un daño predominantemente vascular.

De confirmarse estas tres categorías, supondría la revisión de las nuevas estrategias para el tratamiento del alzhéimer y podría implicar un cambio de paradigma que apuntaría a la necesidad de realizar terapias combinadas.