Los escándalos que han rodeado a Rodrigo Rato, primero el caso Bankia y después su presunto fraude fiscal, le han pasado factura, y nunca mejor dicho. El exministro ha perdido su condición de consejero en Telefónica, Servihabitat (la Caixa) y Banco Santander, por cuyos puestos cobraba un total de 600.000 euros anuales.

Telefónica
Rato ha perdido sus cargos como asesor de Latinoamérica y Europa en Telefónica, donde llegó a ganar 363.000 euros. El presidente de Telefónica, César Alierta, le ofreció ya en 2013 su salida de la compañía tras declarar como imputado ante la Audiencia Nacional por estafa en la salida a Bolsa de Bankia, según adelanta El Mundo. El exministro ha terminado por presentar su renuncia, que Telefónica ha aceptado.

Servihabitat, de la Caixa
Rodrigo Rato ha perdido también su puesto en el consejo de administración de Servihabitat, la empresa de servicios inmobiliarios participada por la Caixa y el fondo estadounidense TPG.

Santander
En Santander, Emilio Botín le colocó en el consejo asesor internacional de la entidad financiera tras abandonar en 2007 el Fondo Monetario Internacional y le renovó en el cargo en 2012 tras perder la presidencia de Bankia. Su remuneración en el Santander era de unos 200.000 euros anuales. Tras el fallecimiento del banquero, su hija, Ana Patricia, decidió disolver el consejo internacional sin recolocar a Rato en ningún otro puesto.