El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Álvarez, sale de la sede de la Fundación "Ramón Areces" de Madrid, momentos tras la junta de accionistas en la que aprobaron los resultados del ejercicio 2014 y la actualización de sus estatutos sociales. EFE El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Álvarez, sale de la sede de la Fundación "Ramón Areces" de Madrid, tras la junta de accionistas en la que aprobaron los resultados del ejercicio 2014 y la actualización de sus estatutos sociales. EFE



El grupo de El Corte Inglés incremento sus ventas por primera vez desde 2010 y pone fin a cuatro años consecutivos de descensos. Sin embargo el incremento de ventas solo repercutió en un aumento de ingresos de un 2,6% y los beneficios se quedaron en 118 millones, el menor desde 1998 y por tanto en 27 años. El descenso de los beneficios se debió, según la compañía, a la refinanciación de su deuda y a que no ha tenido ingresos extraordinarios, mientras que en 2013  computó la venta del 50% de su financiera al Banco de Santander.

Ganancias a niveles de 1988 y declara estar en pérdidas
La junta de accionistas celebrada este domingo aprobó los resultados económicos que reflejan un beneficio neto de 118 millones de euros, a niveles de hace 27 años dado que en 1998 cuando obtuvo más de 20 mil millones de pesetas de beneficios, unos 123 millones de euros. Desde el Corte Inglés se sostiene que el consumo se ha reactivado intensamente en España, aunque sus ventas en 2014 solo crecieron un 2,6%.

De los 118 millones de beneficios, 103 millones se corresponden con devoluciones del impuesto de sociedades a su favor, porque a efectos de Hacienda El Corte Inglés declara estar en pérdidas, aunque inferiores a las de 2013.

Los mil millones del jeque para pagar deuda
La deuda financiera neta se elevó al cierre de 2014 a 4.954 millones de euros, un 4,6% más. La junta ha aprobado destinar  los mil millones de euros que ingresará por la venta del 10% a un jeque catarí precisamente para reducir deudas. Por empresas el grupo gana dinero con sus divisiones de seguros, informática, viajes, la línea de ropa Sfera y su red de ópticas. Hipercor, Supercor y Bricor cerraron en pérdidas.