¿Qué es garantía?

De acuerdo con el diccionario y en líneas generales, una garantía es algo que ratifica o avala el cumplimiento de las condiciones en un contrato comercial o financiero. Es el medio a lo cual las partes que intervienen en una transacción pueden atenerse para asegurar dichos acuerdos.

Garantía financiera: Qué es?

En el ámbito económico, una garantía financiera sirve para asegurar el cumplimento de las obligaciones adquiridas por las partes contratantes de un producto o transacción financiera. Por norma general, existen tres tipos de garantías financieras empleadas en el mundo empresarial y en la contratación de productos financieros en general. Aunque estemos acostumbrados a sus nombres, generalmente no estamos familiarizados con las obligaciones de cada uno de ellos. Para entenderlas, explicamos los tres tipos de garantías financieras más utilizados:

Aval bancario

Un aval cumple la función de asegurar el cumplimiento de las obligaciones de una de las partes participantes en una transacción comercial o financiera. Puede ser una persona física - que ha de responder ante el incumplimiento de los compromisos, o bien una persona jurídica - que también está obligada a hacerse cargo de la deuda contraída, en caso de impago. 

Fianza

Una fianza es un depósito que sirve como garantía del cumplimiento de las condiciones contratadas en una transacción financiera. En caso de incumplimiento, el deudor está sujeto a la pérdida de la fianza depositada.

Ejemplo

“El cierre del grifo del crédito por parte del sector bancario durante la crisis y el endurecimiento para acceder al circuito oficial de la financiación han aumentado la notoriedad de los préstamos con garantía hipotecaria, un modelo de financiación basado en poner como garantía un inmueble libre de cargas o con una deuda no demasiado elevada”.