Los softwares de nóminas, facturación y demás, no son desconocidos en el mercado de la asesoría. Sin embargo, el sector, cuyo modelo de negocio y procesos productivos se han visto estancados a lo largo de las últimas décadas, parece estar viviendo cierto despertar en innovación tecnológica.

Desde ahora las gestorías cuentan con una herramienta específica para agilizar y reducir el tiempo invertido en el desarrollo de tareas propias del día a día de una asesoría.

Un gestor documental que va un paso más allá e introduce funciones orientadas hacia la fidelización del cliente, la mejora en la prestación del servicio mediante respuesta inmediata, atención al usuario y control de todo lo que ocurre en el despacho profesional, entre otras aplicaciones.

El uso de un buen software para asesorías marca la diferencia en la competitividad de un despacho

Un sistema que cumple con las funciones básicas de un gestor documental, reduciendo hasta en un 30% el tiempo invertido en cada trámite propio del día a día de la asesoría. Y, sin embargo, va más allá, integrando aplicaciones que permiten realizar envío de remesas, control de morosidad y estado de pagos, análisis sobre la evolución del propio negocio, entre otros aspecto.

¿Para qué sirve bidoq, el software asesorías?

Captar clientes, mientras ofreces un servicio de calidad, generando márgenes de beneficio rentables, siempre es una tarea compleja. Mucho más cuando se traslada al sector de la asesoría.

Con este fin, incrementar la carga de trabajo, puede ser a veces sinónimo de misión imposible. Sin embargo, bidoq se orienta hacia esta misma función: permite al despacho aumentar el número de clientes que puede atender mediante la automatización de tareas.

Asimismo, el software asesorías permite ampliar el ámbito de acción sobre el que dirigimos el servicio. Es decir, permite prestarlo dejando fuera de juego la localización geográfica de tu despacho.

Con el software asesorías bidoq, la gestoría se deslocaliza pudiendo atender clientes de cualquier rincón de España.

En resumen, ¿para qué sirve un software asesorías como bidoq?  

Su utilidad es mejorar los procesos de una gestoría. Del mismo modo que en una fábrica optimizan el proceso productivo y consiguen generar un mejor servicio, implementando maquinaria de mejor calidad que permite reducir costes y atender antes y mejor a la demanda del mercado.

¿Por qué es necesario el software para asesorías de empresas?

Este tipo de programas especializados, como es el caso de bidoq, elimina aquellos procesos no eficientes que pueden llegar a retrasar el desarrollo de la actividad de la empresa.

Una de las claves del software asesorías pasa por automatizar procesos mecánicos que no generan valor, mientras el gestor puede redireccionar sus concoimientos, tiempo y recursos a atender a su cliente o a dar solución a temas más complejos y apremiantes.

Este aspecto marca la diferencia tanto en la rutina del propio negocio que, día a día, ve como se agiliza su metodología de trabajo, arrojando resultados más eficientes en términos económicos y en calidad del servicio prestado.

Otra de las grandes ventajas de este software asesorías

En el sector de la asesoría es especialmente importante alargar la vida del cliente y fidelizarlo con nuestra marca.

En este sentido, una de las principales ventajas que aporta un software asesorías como bidoq se determina hacia la inmediatez a la hora de comunicarte con tu cliente.

Este, que puede interactuar con la plataforma de la asesoría 24 horas, para enviar documentos o revisar trámites, tiene la posibilidad de conectar directamente con su asesor a través del chat que incorpora el programa.

A esto se suman las opciones comerciales de bidoq, que permiten a la gestoría el envío de notificaciones personalizadas según el perfil del cliente. Asimismo, el software asesorías cuenta con herramientas de control sobre los procesos de trabajo y la atención que ofrecen los asesores.

Junto a la analítica sobre la percepción que los clientes tienen del servicio, se configura el escenario perfecto para dar al despacho profesional el empujón necesario para ubicarlo de forma competitiva en el nuevo escenario del sector.