Aunque una vez más Mariano Rajoy no haya sido capaz de articular una propuesta definida, sí al menos ha apuntado la dirección hacia la que pretende dirigirse si gobierna. En una entrevista en la COPE este lunes el candidato del PP contempla la creación de un contrato indefinido que "no sea la de 45 días". Ha insistido en que "es un tema sobre el que habrá que trabajar", sin especificar qué indemnización tendría el mencionado contrato fijo.

En línea con la CEOE
El líder del PP se ha desmarcado así de su propio vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, quien la semana pasada se apresuró a actuar de cortafuegos ante el revuelo que provocó la CEOE al reclamar como propuestas electorales para los partidos indemnizaciones por despido con un tope de 20 días por año trabajado. Cuando se interpretó que las propuestas de la CEOE podían en el camino del programa oculto del PP, González Pons salió al paso diciendo que si su partido ganaba las elecciones "no va a apoyar abaratar el despido en ningún caso". "Lo que hay que hacer es abaratar la contratación", dijo.

"Demasiados contratos"
Rajoy no sólo lanzó un guiño a la patronal a la hora de abaratar el despido, sino que también secundó la teoría de la CEOE de que en España hay un exceso de modalidades de contratación. Así, el líder del PP aseguró en los micrófonos de la COPE que "hay demasiados contratos" y se debe ir hacia un modelo de contratación de tres o cuatro contratos.

La protección por desempleo también en el punto de mira
Además de esta intención de reducir la indemnización por despido a Rajoy se le escapaba otro de sus planes en una entrevista al diario argentino La Nación revelaba que pretendía revisar "el seguro de desempleo", asegurando que se trataba de "un verdadero agujero en las cuentas" públicas al que responsabiliza del déficit.