La situación que se vive en TVE empieza a ser propia del club de la comedia... Un caos que lleva a los espectadores cuando se plantan ante sus emisiones a dudar si lo que están asistiendo es a un programa de entretenimiento o de información, y donde la ficción y las noticias se mezclan sin rubor, según convenga.

Los directores de informativos 'mariló'




El último absurdo lo están protagonizando dos antiguos directores de informativos de la propia televisión pública: Ernesto Sáenz de Buruaga, con el que se estrenó Aznar, y Julio Somoano, con el que se estrenó Rajoy. Una situación de vergüenza ajena forzada por la necesidad de contratar a uno y mantener al otro.

Como les contamos en primicia en ELPLURAL.COM en su momento, el Consejo de Administración de TVE tumbó el primer intento del PPresidente de la Corporación, José Antonio Sánchez para incorporar a Buruaga como conductor del programa de debate político prime time de la pública. Por ley, los programas informativos de TVE española tienen que ser producidos por la propia cadena y con trabajadores propios. No era el caso. Buruaga desembarcaba con productora ajena y si lo hacía la propia TVE las cuentas del negocio ya no salían.

Tardaron, pero le dieron las vueltas convenientes y en el Consejo de Administración acabaron por aceptar 'pulpo como animal de compañía': el programa debate, en el que se va a hablar de la actualidad y tendrá como base una tertulia política no sería considerado un programa informativo..., sino de entretenimiento. Es verdad que tal y como se da la información política en TVE, la ficción suele estar muy presente. Pero el absurdo era tal, que provocó protestas entre sindicatos y trabajadores de la empresa.

Ni ellos saben si tienen que informar..., o hacer reír
En la presentación del programa, que se presentará el lunes bajo el nombre 'Así de claro', el propio Buruaga tenía tal lío que, además de decir, más por cubrirse las espaldas que por humildad, que no se esperen grandes audiencias de él, anunció que su espacio pertenecía "al área de entretenimiento".., aunque en realidad lo han disimulado un poco mejor y le han puesto en 'magacines'.., la misma dirección que acoge, por ejemplo, el programa de Mariló Montero.

Así es que tenemos al magacín de entretenimiento de Buruaga en entretenimiento. Y para completar el ridículo, este miércoles, tal y como les adelantamos, vimos como el Debate de La 1, el programa que presenta y dirige Julio Somoano, un programa del área de informativos y realizado por trabajadores de informativos,  en plena semana electoral hablaba de... ¡Eurovisión! Y su tertuliana estrella era ¡Betty Missiego!



La audiencia que obtuvieron Somoano, Missiego y Eurovisión, la esperable... Un 4,5, y 250.000 espectadores. En horario de máxima audiencia un desastre más para la pública.

Mínimos históricos de audiencias
Quizás por estos sin sentido no es de extrañar lo que está sucediendo con TVE. En concreto con su canal líder, La 1, y con los informativos. El pasado lunes, la pública, con un casi ridículo 7,5, caía hasta el quinto lugar de las cadenas, por detrás ya no sólo de Tele 5 y Antena 3, sino también de Cuatro y La Sexta.

La situación de audiencias de este mayo de la pública es tan mala que casi con seguridad este mes bata su récord histórico, y no logre ni acercarse al 10% de audiencia. En estos momentos se mueve en el 9,7%..., en un mes en el que ha transmitido ¡dos semifinales de Champions! Su situación la próxima temporada puede ser desesperada, porque ya no contará con los derechos de ningún gran acontecimiento deportivo.

No son pocos los que piensan que lo que está viviéndose en Prado del Rey no es sino el cumplimiento de un plan para debilitar RTVE y permitir una reestructuración de la empresa para convertirla en una radiotelevisión testimonial. Entre los directivos se habla abiertamente de que se vive un momento de locura en el que lo único que importa al PPresidente Sánchez, a quien empiezan a llamar 'el recadero', es 'colocar sus intereses' (el cine de Frade/Cerezo, que tanto hueco tenía en Telemadrid y ahora en la pública nacional; el programa de Bertín Osborne; el de José Luis Moreno.., que sólo cayó después de convertirse en la risión del país...).