Lo que está sucediendo en RTVE empieza a ser difícil de calificar. En los últimos días hemos asistido a un presidente de la Corporación que presume de sus preferencias políticas y desprecia las otras opciones en el Congreso de los Diputados. A un director de informativos de RNE que se opone a la decisión de los redactores de abrir boletines informativos con la muerte de Pedro Zerolo… Todo ello sumado al goteo diario de imposiciones y manipulaciones.

Los editores toman una decisión profesional...
Este domingo se ha vivido una más. En este caso protagonizada por el director de Informativos de la televisión, José Antonio Gundín.

Los hechos han sido estos. En el Canal 24 horas se estaba emitiendo en directo la toma de posesión de Susana Díaz como nueva presidenta de Andalucía. Durante el acto, largo y protocolario, se producen diversas intervenciones. En un momento determinado, llega el momento de intervenir la ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presente porque también es ministro de Administraciones Públicas, además de andaluz de Jaén.

Los editores del Canal, consideran necesario dar un resumen de titulares de otras noticias y así lo hacen, al poco de comenzar el parlamento del ministro. No regresan a conectar con el acto hasta que no interviene la protagonista, Susana Díaz, de quien emiten unos 20 minutos.
En medio reciben una llamada extraordinariamente irritada de José Antonio Gundín, el director de Informativos, por no haber emitido íntegro el discurso de Cristóbal Montoro. Su enfado no sólo es grande, sino que impone a los editores la emisión del discurso del ministro íntegro una vez concluye el acto.

...El director de Informativos impone una decisión política
Y así, en el Canal 24 horas, en diferido y por imposición al criterio de la redacción, se emite en su totalidad el discurso de un invitado al acto, Cristóbal Montoro, mientras el discurso de la protagonista, Susana Díaz, no se emite en su totalidad.

La situación anímica en la redacción de TVE es, una vez más, de enorme malestar ante las imposiciones partidistas que reciben de una dirección partidista. En Twitter, los sindicatos de TVE han comenzado a canalizar esa indignación