Ernesto Sáenz de Buruaga volvió el lunes a TVE 17 años después de salir de la dirección de Informativos rumbo al dinero que se le ofrecía en Antena 3. Y su regreso ha sido un fracaso, así de claro. Por imagen, audiencia, y periodismo.

'Así de claro': un fracaso periodístico
RTVE había hecho una nota pública la semana pasada en la que daba a entender que el estreno del ex-director de Informativos con Aznar contaría con la presencia de los cuatro secretarios generales de los principales partidos en las elecciones del domingo. Todo un póker post-electoral con Cospedal, Sánchez, Iglesias y Rivera.



Una oferta de primerísimo nivel a la altura histórica de La 1.., pero un coctel que se ha demostrado implanteable para la actual dirección de Informativos de José Antonio Gundín. Y el anuncio se quedó en eso, mero anuncio, como una promesa electoral de Rajoy. A la hora de la verdad, el debate de Buruaga solo tuvo a dos de sus cuatro invitados...

Porque la secretaria general del PP, después de una derrota electoral propia que pone en cuestión hasta su continuidad no sólo en Castilla La Mancha, sino también en Génova, no dudó en darle el feo plantón, y no acudir a esta TVE, una televisión totalmente entregada a ella hasta el impudor, como ya desvelamos en ELPLURAL.COM este viernes, cuando Cospedal se reunió en Torrespaña a puerta cerrada con el PPresidente Sánchez, y el director de Informativos, Gundin, a menos de 48 horas de las elecciones.

Pero es que tampoco estuvo en el el debate el secretario general del PSOE... Los que sí aparecieron fueron los  lideres de Podemos y Ciudadanos.., eso sí, fuera del plató. Su presencia se limitó a sendas conexiones, de 5 y 5 minutos de duración frente a 60 minutos de un debate supuestamente ¿plural?

Buruaga tuvo que conformarse con Carlos Floriano ocupó el lugar de Cospedal y con Luz Rodríguez el de Sánchez... Por cierto, demostrando hasta la mezquindad sus débitos políticos, al dar paso a la representante socialista Buruaga tuvo el 'detalle' de afearle el hecho de que Pedro Sánchez les había dado el plantón... Detalle que olvidó subrayar 'casualmente' al dar paso a Floriano, obviando así que Cospedal le había hecho también 'la cobra'.

Pero aún fue a más, Buruaga tuvo con Floriano otra cortesía regalo. Después de Pablo Iglesias, Rivera y Luz Rodríguez dio paso a los tertulianos para que comentaran sus intervenciones, que fueran analizadas y rebatidas a conciencia. Examen que ahorró al representante del PP... Seguro que también por 'casualidad'.



Por si quien nos lee se encuentra entre la inmensa mayoría de millones que no vieron el programa, ésta fue, por cierto, la selección de tertulianos: 3 periodistas de medios de derechas -el director de ABC, la subdirectora de El Mundo, y el director de Las Mañanas de la COPE-; dos personajes extremadamente conservadores -el fiscal Gordillo y el 'periodista-autor' Sánchez Dragó-; dos políticos de la vieja guardia socialista, conocidos por ser del ala más derechista y repudiados en el PSOE, Paco Vázquez y Leguina, y sólo una escritora que daba voz a los ciudadanos de izquierda, Paula Arenas. Así de sectario. Así de escorado.

Así de claro: un fracaso de audiencias
Si desde el punto de vista del periodismo, y de las expectativas que la propia RTVE había generado, el debate fue fracaso, aun más lo fue desde el punto de vista de las audiencias.
Durante esta temporada, La 1 ha reservado el lunes fundamentalmente a series, como 'el Ministerio del Tiempo', que sin ser un gran éxito, han estado claramente por encima de la media de la cadena y del fatídico 10 por ciento. Alguna vez han probado con películas, que han rondado esa media, y también han llegado a probar el programa Comando Actualidad... Con ninguno de estos experimentos La 1 había tocado un lunes y en prime time de plena temporada un suelo tan bajo como al que se vio arrastrada por  el debate de Buruaga... Un patético 6,5 de audiencia y menos de un millón de espectadores de media.

El contrato firmado por TVE con la productora del grupo Secuoya, del exdirector de TVE Sanchez Gallo, establece la posibilidad de levantar el programa tras 4 entregas si se mantiene por debajo del 10 por ciento... Pero después de escuchar lo que dijo el director de TVE en la rueda de prensa de presentación, en el sentido de que esa cláusula no era de cumplimiento obligatorio, si tienen dinero que apostar, háganlo porque tendrán a Buruaga para largo en TVE.

Así de claro: un fracaso de críticas
Fracaso de periodismo, fracaso de audiencia y... fracaso de imagen y críticas. Y es que ha llovido mucho desde que Buruaga mandaba en TVE y los ciudadanos disponen hoy de las redes sociales para expresar con libertad y sin intermediarios su opinión.


Pero no sólo las redes, los trabajadores de TVE que ya lanzaron la voz denunciando el intento del PPresidente Sanchez de colar ilegalmente un programa informativo con una productora, han vuelto a denunciarlo. Así de ilegal... y así de vergonzoso.

Y finalmente, y no por ello lo menos importante, nos queda la denuncia de los propios periodistas que trabajan en TVE y que, a través de su consejo de Informativos, lanzó una nota, como ya contamos en ELPLURAL.COM, pidiendo la suspensión inmediata del programa, una vez visionado.

En su nota, los redactores de Torrespaña denuncian la composición de la mesa de debate, pero aún más la actitud del propio Buruaga, que más que conductor del espacio, a menudo se convirtió en un opinador y tertuliano más del mismo. El consejo de Informativos de TVE pone un ejemplo que lo dice todo. El programa iba a incluir las opiniones de los espectadores. La encargada de contar los tuits seleccionados, destaca uno a favor de la oposición. Respuesta del presentador. Eso es una bobada.

Como diría el propio Buruaga, así son las cosas y así se las hemos contado.