Aprovechando que llevaba '100 días' al frente de El País, EFE realizó una entrevista con Antonio Caño. Una entrevista en la que reflejó su visión del periodismo actual en general.., y 'el viaje' ideológico que debe seguir su diario en particular. Todo a partir de una premisa, que para él es clave, según dice: "no creo en el periodismo social y combativo, sino en contar lo que pasa desde distintos ángulos”.

“Al margen de todas las causas”
En este sentido el director de El País considera que la postura de los informadores en los acontecimientos debe ser "estar, no solamente al margen de las causas políticas, sino al margen de todas las causas". A juicio de Antonio Caño el papel del periodista es aportar “la mayor cantidad de datos posibles”.



Política informativa: “No hay grandes diferencias  con otros gobiernos”
El director de El País parece, por sus declaraciones, estar cómodo con la política informativa que llevan Mariano Rajoy y su Ejecutivo. De hecho, a pesar de las apariciones 'en plasma' del Presidente, dice que no ve “grandes diferencias con otros gobiernos”. Aún va más allá, y a pesar de las evidencias, señala que “no creo que aquí haya habido ruedas de prensa sin preguntas, honradamente no creo que nunca nadie haya convocado a alguien a una conferencia de prensa y no le hayan permitido preguntas”.

“Es escandaloso lo ideologizados que están los medios en España”
En cambio sí que escandaliza a Caño lo que él califica de 'ideologización de los medios' en nuestro país y sentencia: “en España los medios son esencialmente ideológicos, falta información y sobra opinión e ideología en cantidades”. Caño de hecho llega a tildar de “escandaloso” el tipo de periodismo que se hace en nuestro país.

El comunicador debe abordar los temas de forma “desapasionada e independiente”.
En cuanto a la posición ideológica de los informadores, Antonio Caño es contundente: “Todos los temas son susceptibles de ser abordados por un periodista y deben ser tratados de una manera desapasionada e independiente”. El entrevistado dice compartir “plenamente” el comportamiento de los periodistas estadounidenses, donde “tienen prohibido participar en manifestaciones de cualquier tipo”.

Sobre el prestigio del periodismo
Por otra parte,  y sobre la escasa valoración que los ciudadanos hacen de los periodistas , según el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), Antonio Caño la achaca a que los informadores escriben “para un círculo cerrado de lectores entre los que se encuentran los políticos y las personas influyentes” y se olvidan de los “verdaderos dueños” que son los lectores.

Credibilidad y autocrítica
El País  está “en buenas condiciones” para recuperar "la credibilidad, que es un bien que se pierde fácilmente y se recupera con dificultad". En este sentido confía el director del diario, en la “credibilidad, rigor y seriedad periodística” que supone su marca. Por otra parte, echa en falta más autocrítica en el seno de la profesión periodística. “Tenemos muchos de los males de los que culpamos a la sociedad y no reconocemos ninguno de ellos”.

Baile de directores…“en mi caso una decisión “empresarial y profesional”.
Los cambios de directores en La Vanguardia, El Mundo y El País han sido sonados, en este sentido Antonio Caño garantiza que su nombramiento es consecuencia de “una decisión empresarial y profesional”.