Cataluña

Rufián sobre Puigdemont: “No se puede tener un presidente por Skype”

El polémico diputado de ERC no suelta prenda ante cristina Pardo sobre si es más valiente el expresident o Junqueras por haber ido a prisión

124
Mié, 27 Dic 2017

“Lo digo con todo respecto, pero, al final, no se puede tener un presidente por Skype”, así de contundente se ha posicionado Gabriel Rufián en el debate sobre si el expresident de la Generalitat, Cales Puigdemont, podría ejercer sus funciones desde Bruselas.

El polémico diputado de ERC en el Congreso, durante una entrevista en La Sexta, ha asegurado que la idea de su partido tras los resultados del 21 de octubre es investir a Puigdemont president como “plan A” pero siempre que acudiese al Parlament, de lo contrario el “plan B” sería el líder de su formación, Oriol Junqueras, que aún continúa en prisión, pero confían pueda salir tras su próxima declaración judicial el próximo 4 de enero.

Tira y afloja

Pese a que la periodista Cristina Pardo le ha insistido con ahínco para saber si consideraba más valiente la decisión de Junqueras de entrar en prisión o la de Puigdemont de irse a Bruselas, Rufián sólo ha defendido que “me parece que todos aquellos que planten cara al club del 155 son igual de valientes” y que “a los que critican a los que están en Bruselas, a mí me gustaría verlos en esa situación”.

El diputado de ERC en Madrid ha insistido que “no comparto que se califique de cobarde a gente que se ha jugado su carrera política y que está sin su familia”.

Sobre la propuesta popularizada durante este lunes de que Barcelona y Tarragona se separen de una hipotética Catalunya independiente, denominada Tabarnia, ha querido dar la vuelta al argumenta afirmando que “si Ciudadanos y las FAES ganan unas elecciones y Tabarnia quiere independizarse, el Govern de Catalunya no les apaleará ni los meterá en la cárcel”. Como comentario jocoso sobre esta propuesta independentista, ha opinado que “la derecha al final tiene un punto de ocurrencia”.

Por último, Rufián no ha pasado la oportunidad para insistir en que su objetivo el pasado 21D “era recuperar el statu quo previo al 155, recuperar la dignidad de las instituciones catalanas”.