Desde el inicio del proceso independentista en Cataluña, una de sus máximas aspiraciones ha sido conseguir apoyo y reconocimiento internacional, algo muy importante a nivel de Derecho para crear un nuevo Estado.

Con esta premisa en mente, al igual que hizo el Gobierno de Rajoy en dirección contraria buscando el apoyo de Merkel, los independentistas catalanes lograron el apoyo del primer ministro de Letonia en 2013. Pero, ¿cómo?

Por un puñado de millones
Según ha revelado la revista Interviu, que ha tenido acceso a un informe de la Unidad de Inteligencia de la Policía Nacional, Valdis Dombrovskis habría recibido seis millones de euros por unas “ambiguas declaraciones” publicadas el 13 de septiembre de 2013 “sobre el reconocimiento a una Cataluña”, refiriéndose a “fuentes del entorno más cercano al referido político”.

El que actualmente es vicepresidente de la Comisión Europea defendió prestar atención al “poderoso mensaje” que llegaba de Cataluña y respondió con un “¿por qué no? a su posible independencia. Estas declaraciones, que llevaron a la portada de El Periódico de Cataluña con el titular “El primer ministro de Letonia, dispuesto a reconocer un nuevo Estado catalán”, también produjeron la llamada a consultas del embajador letón.

Según el mismo informe, las fuentes con una fiabilidad “muy alta” confirman que “la cantidad que se habría pactado” por las declaraciones “sería en torno a seis millones de euros, si bien en principio la cantidad solicitada habría sido de diez”.

Cuentas de los Pujol
Parte del pago a Dombrovskis se habría producido, siempre según el informe de la Policía Nacional al que se remite Interviu, como prestamos concedidos por un banco de Panamá desde unas cuentas que podrían estar “manejadas por el clan Pujol”. Los agentes reconocen que esto “no se ha podido verificar” hasta la fecha del escrito en noviembre de 2014.

Campaña internacional
La revista también se hace eco de los muchos esfuerzos que ha hecho el Gobierno de la Generalitat de Cataluña para conseguir que líderes internacionales aprobasen la independencia. Recoge que el servicio de exteriores del España ha interceptado varios intentos, especialmente en las repúblicas bálticas donde la Generalitat ha enviado comisiones y pagado viajes a profesores cercanos al proceso independentista.

Las operaciones de apoyo exterior podrían ir actualmente a conseguir el respaldo para un posible referéndum en Cataluña, con Raúl Romeva a la cabeza como nuevo consejero de Asuntos Exteriores.