El pleno del Parlamento andaluz ha aprobado este miércoles, con los votos en contra del PP -que lo recurrirá ante el Tribunal Constitucional- y la abstención de IU, la modificación de la Ley Electoral que establece la incompatibilidad de los cargos de diputado y alcalde o presidente de Diputación o Mancomunidad.

"Escaño 110"
Junto a esta modificación se ha aprobado también la relativa a la Iniciativa Legislativa Popular -el llamado "escaño 110"- y de los Ayuntamientos, de forma que se rebajan a 40.000 las firmas necesarias para la presentación en la Cámara de este tipo de iniciativa, mientras en el caso de los ayuntamientos se pasaría de 35 a 25 el número necesario para poder hacerlo.

Medidas de transparencia
Estos cambios, junto a los relativos al Estatuto de los expresidentes de la Junta, se enmarcan en las medidas de transparencia y calidad democrática surgidas en el grupo de trabajo que se constituyó en el Parlamento con este propósito tras el debate sobre el Estado de la Región celebrado el pasado mes de junio.

"De que casta es"
El diputado del PSOE Miguel Ángel Vázquez ha defendido que estas medidas tienen "el sello socialista" ya que partieron de una propuesta del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, durante ese debate, y ha preguntado al PP si lo que le molesta es que "gracias a la reforma" se conozca el sueldo de su presidente en Andalucía, Javier Arenas, al que ha preguntado "de qué casta es".

"Hacer oidos sordos"
Vázquez ha defendido la incompatibilidad entre los cargos de diputado y alcalde afirmando que estar al frente de un ayuntamiento "supone tanta responsabilidad que no se puede desempeñar a media jornada", además de recordar al PP que "todos" los agentes sociales que han pasado por el grupo de trabajo han apoyado esta medida, por lo que ha acusado a los populares de "hacer oídos sordos".

Discurso "perverso"
Ha señalado además que el Partido Popular defendió en 1995 la implantación de esta medida y le ha acusado de tener un discurso "perverso" por dar a entender que los municipios cuyos alcaldes no están en el Parlamento no están representados en la Cámara autonómica.

Esperanza Oña
La portavoz del PP, Esperanza Oña, ha dicho que su grupo no puede estar de acuerdo con un "acoso y derribo" a los alcaldes, por lo que ha anunciado la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra esta modificación que se ha hecho "por la puerta de atrás, deprisa y corriendo", ha señalado.

Acusa a los socialistas de "hipócritas
Ha acusado a los socialistas de ser "hipócritas" y ha asegurado que "se están vengando de los ciudadanos que han votado a alcaldes del PP, que ya sabían que eran diputados", por lo que ha preguntado al PSOE "por qué va en contra de la decisión en libertad de todos los andaluces".

"Por consenso de todos los grupos"
Oña, que ha apelado a "la palabra" de Griñán cuando afirmó que cualquier modificación de la ley electoral se haría "por consenso de todos los grupos", ha pedido que el debate sobre esta modificación se dejara para la próxima legislatura "puesto que en esta ya no hay tiempo para consensuar". "Sería muy bueno que la izquierda hiciera un ejercicio de democracia y aceptara los resultados de las urnas sin hacer listas negras ni iniciar persecuciones", ha señalado la portavoz del PP.

IU: "una persona , un cargo"
Por su parte el portavoz de IU, Diego Valderas, ha asegurado que su formación comparte el principio de "una persona, un cargo" y ha defendido que esta ley "no hace inelegible a ningún ciudadano andaluz", aunque ha considerado que la modificación se queda "tremendamente cortita" y podía haber ido "más allá".

Exigen una reforma "más profunda"
Así se ha preguntado por qué no se han admitido durante el debate enmiendas de IU que planteaban por ejemplo que no pudiera presentarse a unas elecciones quien tenga débitos con la hacienda pública, y ha asegurado que su formación seguirá exigiendo de cara al futuro una reforma de la Ley Electoral "más profunda".