El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, ha señalado que, a su juicio, la no comparecencia de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en el seno de la comisión de investigación sobre cursos de formación que se sigue en la Cámara autonómica ha "matado políticamente" el papel del PP en la misma. "Lo ha desautorizado absolutamente y puesto en una situación irrelevante, le ha quitado todas las razones y motivaciones, y toda la legitimidad a la hora de ser exigente en esta cuestión", ha asegurado en declaraciones a los periodistas en Sevilla Jiménez, que ha aseverado que "produce rubor" escuchar al presidente del PP-A, Juanma Moreno, "balbucear intentando justificar la ausencia de Báñez", dada la información "esencial" que ésta podía haber aportado en cuanto a la legislación básica en materia de formación, los informes del Tribunal de Cuentas o los casos que se han producido en más de nueve comunidades. Frente al "desacato terrible" y el "desprecio sin precedentes" de la ministra, el portavoz parlamentario socialista ha opuesto la comparecencia este lunes de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, en lo que considera un "claro compromiso" con el Parlamento, la "transparencia" y la dación de cuentas y una muestra de "respeto" con las instituciones autonómicas y la tarea de la comisión "Su comparecencia puso en evidencia el valor de esa política de formación, y como la prestación se ha producido en todo momento con arreglo a la ley, respetando escrupulosamente las normas estatales y autonómicas", ha resumido Jiménez, que resalta que cualquier daño que se hubiera producido a las arcas públicas no proviene de dentro de la administración pública, sino de la actuación de "algunos empresarios" que han accedido a esos recursos", con la cual la administración autonómica sería parte perjudicada. Por ello, en su opinión, queda demostrado que "ni ha habido trama ni instrucciones para no vigilar y no tener una actitud de celo y de vigilancia exhaustiva de fondos públicos, ni actitud y conducta para delinquir, ni se ha producido estrategia alguna orientada a malversar los fondos públicos, como defiende el PP desde el primer minuto". De hecho, agrega, la Junta ha actuado conforme a la ley y ha cumplido con su "obligación" para exigir la devolución de recursos a todos aquellos que no hayan actuado correctamente". Si la comparecencia de Chaves y Griñán --"personas honestas que comparecieron por no hacer desacato, pero sólo porque así lo plantearon quienes querían hacer de la comisión un circo, un ajuste de cuentas políticas, y quienes tienen escritas las conclusiones desde hace muchos meses"-- tiene "valor y mérito", Jiménez ha puesto también en valor la programa intervención de este martes de la presidenta de la Junta, Susana Díaz. "NO HAY RAZÓN" PARA LA COMPARECENCIA DE DÍAZ Ello, a pesar de que "no hay razón política, administrativa o institucional" para la comparecencia de Díaz, pues ésta llegó al Gobierno de la Junta cuando ya se paralizó la prestación política, sin que, por tanto, tomara "ninguna decisión ni desde el punto de vista institucional ni desde el jurídico" en el periodo en que se ha estado prestando esa política. "Va por respeto", asegura. En la última jornada de comparecencias, "todas las tesis de los partidos políticos han quedado a estas alturas absolutamente descartadas", ha manifestado el portavoz socialista, que espera que se inicie un proceso de reflexión de cara a trabajar en conclusiones "coherentes con la verdad, sin apriorismos, prejuicios ni verdades escritas de antemano". Por último, Jiménez ha criticado el papel "cínico" del PP, "que ha tenido a disposición los expedientes desde el primer minuto y que se ha opuesto a que el Gobierno andaluz entregue toda la documentación en original en la sede del Parlamento". Así, ha lamentado la "falta de celo" y "los pocos argumentos que van quedando para justificar su posición, absolutamente indefendible e insostenible".