El presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba, Luis Carreto, ha dicho lamentar que, cuando está a punto de cumplirse un año de que el PP ganara las elecciones municipales en la capital cordobesa, donde gobierna con mayoría absoluta desde entonces, "no ha cambiado nada" para los empresarios de la ciudad.

Esperábamos algún cambio"
Carreto ha explicado que los empresarios, con la llegada del PP al gobierno municipal, "esperábamos algún cambio respecto a la política fiscal, pero nuestra sorpresa ha sido que la promesa electoral de no subir los impuestos pues no se ha cumplido, y se han subido los impuestos que afectan a la actividad empresarial, y otros también", y además con "la seria amenaza de seguir subiéndolos, aunque no sabemos qué pasará".

Los empresarios echan de menos
Ello, según ha recalcado Carreto, no ayuda "en nada" a la creación de empresas y empleo, siendo precisamente eso lo que los empresarios echan de menos, ya que, "si hay que subir los impuestos, pues habrá que subirlos, porque las cosas son como son, aunque se haya prometido lo contrario".

La presión fiscal "debería ir acompañada de medidas de reactivación"
Sin embargo, ese incremento de la presión fiscal "debería ir acompañado de medidas de reactivación económica, de creación de empresas y de consolidar lo que tenemos, pero ese tipo de medidas, hoy por hoy, brillan por su ausencia, tanto en la política del Gobierno central, como en la municipal".

Pacto por el empleo
En este sentido, el presidente de los empresarios cordobeses ha reconocido que, "posiblemente, el gobierno municipal no tenga competencias, pero algo podría hacer", recordando en este punto que, por ejemplo, el Pacto Local por el Empleo, es decir, la concertación entre empresarios, sindicatos y Administración para promover la creación de empleo en la ciudad de Córdoba se ha dejado "morir de inanición", por parte del actual gobierno municipal.

 Una medida de compromiso
Así, según ha argumentado Carreto, "el Pacto por el Empleo, siempre hemos dicho que, al no tener competencias los ayuntamientos en materia de empleo, supone una medida de compromiso entre la Administración local y los agentes económicos y sociales, es decir, es un foro dónde se sientan las partes y dónde se transmite a los ciudadanos de la capital cordobesa que estamos todos en la labor".

Pueden parecer fuegos artificiales
"Eso -ha continuado-, que pueden parecer fuegos artificiales, pues no lo son, porque esos gestos también son importantes, para que la gente sienta confianza en que su gobierno y los agentes económicos y sociales son capaces de sentarse a una mesa y de asumir y compartir las circunstancias económicas que generan desempleo, a la vez que debaten ideas", para hacer frente a esa situación, "ideas que se pueden transmitir a otros entes superiores, que sí tienen competencias en materia de empleo, para que las pongan en marcha".

Buenas ideas que se podían aprovechar
En conclusión, "no pasa nada por la desaparición del Pacto Local por el Empleo, pero tampoco tiene mucho sentido, porque no cuesta nada, ya que sencillamente son gestos sin coste, pero de los que pueden salir buenas ideas, que se podrían aprovechar".

No nos han reunido ni una sola vez
Sin embargo, aunque el gobierno municipal "todavía no ha dicho palpablemente que no lo quiere, los hechos, después de casi un año", lo dejan claro, "no se ha preocupado de reunirnos ni una sola vez (a empresarios y sindicatos para hablar de empleo)", de modo que el Pacto Local por el Empleo, "aunque no tiene el certificado de defunción, lo cierto es que lo han dejado que muera de inanición", algo que para los empresarios cordobeses "tiene importancia, aunque para ellos (el gobierno municipal), no la tiene".

Atraer inversión
En cuanto lo que se podría y se debería hacer, desde el ámbito municipal, para reactivar la economía y promover la creación de empleo en la ciudad de Córdoba, Carreto ha subrayado que el gobierno municipal debe "hacer el ABC, que es hacer esta ciudad atractiva a la inversión", algo que se consigue con suelo industrial barato.

Suelo industrial
Es decir, en Córdoba no falta suelo industrial, de hecho, "ahora sobran metros cuadrados por un tubo, tanto ya hechos, como por hacer, pero ya incluidos en el PGOU", y el problema es que "tenemos un suelo industrial caro", y por eso es preciso adoptar "medidas imaginativas, para hacer atractiva, a buen precio, la inversión en Córdoba", una ciudad que, "por sí misma, dada su situación geográfica y por su nombre, ya tiene un atractivo especial".

Impuestos que gravan la actividad económica
Sin embargo, a esa circunstancia no se la está acompañando de "medidas que puedan hacer atrayente para una empresa su instalación en Córdoba", lo cual, "posiblemente, no sea solo culpa de la Administración local, y sea también culpa de la Administración autonómica, porque los impuestos que gravan la actividad económica, en parte son de la comunidad autónoma, pero la verdad es que el municipio de Córdoba tampoco ayuda con sus tasas", y la prueba es el estudio comparativo que hace CECO todos los años "de todas las localidades de más de 7.500 habitantes, y Córdoba sale muy mal parada al compararla con otras provincias andaluzas".

"Jugar a favor de la ciudad de Córdoba"
En consecuencia, "hay algo que tendría que hacer el nuevo gobierno municipal, que es intentar que esa presión fiscal que es propia del Ayuntamiento, pues que jugara a favor de la ciudad de Córdoba", aunque, según ha recordado, "hasta ahora ha hecho lo contrario, pues se ha aumentado la presión fiscal".