En un acto con pensionistas celebrado en Sevilla, Guerra ha dicho a los periodistas que "el anuncio hecho por el candidato del PP de que no quiere sostener la Ley de Dependencia" le hace verle como "una persona muy cruel", porque no se puede quitar la ayuda a las madres "que entregan una vida entera de sacrificio".

"Día a Día"
Ha asegurado que tiene en su mente la imagen de los chicos adolescentes "tumbados en un sillón con el cuerpo retorcido que no pueden comer" y que necesitan de la ayuda de sus madres para poder hacerlo todo "día a día durante toda la vida".

"Que tiene dinero"
En este sentido, Guerra se ha preguntado si ese derecho se quitaría "para poder reducir los impuestos de las rentas de capital, de la gente que no trabaja y que tiene dinero".

Positivamente para el PSOE
Sobre el desarrollo del caso de los ERE irregulares en Andalucía, Guerra cree que si ha influido en la campaña ha sido positivamente para el PSOE porque "quien los ha descubierto, denunciado y llevado al tribunal son los socialistas de la Junta".

Que se castigue "igual de duro"
Ha pedido que se castigue "igual de duro" a los corruptos y a "las personas que calumnian a otras personas, como es el caso de Javier Arenas", presidente del PP andaluz.

Terminar con el adversario político no por las urnas
La sociedad española "es capaz de luchar contra los corruptos que quieren terminar con el adversario político no por las urnas sino por calumnias y falsedades", ha añadido en relación a las acusaciones del PP sobre una posible implicación del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en el asunto de los ERE.

Confianza en que ganarán en Sevilla y España
Guerra ha explicado que han aparecido muchas encuestas "muy mal hechas y otras maquilladas" y que no son más que una orientación, por lo que ha mostrado su esperanza y confianza en que el PSOE ganará las elecciones en Sevilla y en España.

Habrá portadas
"Creo que estas elecciones estamos en condiciones de ganarlas y las andaluzas incluso en mejores condiciones", ha añadido Guerra, quien cree que habrá portadas "poniendo al gran triunfador, al campeón", pero que después se quedará "con la misma cara" y que puede "entrar en una depresión que le puede durar quince o veinte años".