En una comparecencia de prensa, el candidato a la Junta ha situado su primer objetivo en dar respuesta a la tendencia de izquierdas que mayoritariamente ha expresado en la urnas el pueblo andaluz y conseguir un Gobierno de "estabilidad" para los próximos cuatro años que dé respuestas a los problemas económicos de la comunidad.

"Humildad, ilusión y transparencia"
"La Ejecutiva ha mandatado para dialogar con otras fuerzas y lo vamos a hacer con humildad, ilusión y transparencia, sobre un programa de izquierda que conocerán los ciudadanos", ha indicado.

Desde el "respeto y la lealtad" institucional
El dirigente socialista ha aclarado que la oferta de diálogo incluye también al Gobierno de España desde el "respeto y la lealtad" institucional. "No queremos enfrentamientos", ha apostillado.