Es asumible por la población que en el transcurso de la campañas electorales los candidatos prometan realidades que hasta el momento no solo no habían llevado a cabo, sino que ni si quiera se habían pensado. Hay promesas que luego se ejecutarán y otras se quedarán a medio camino. Las hay reales y necesarias y y otras, como la realizada por la alcaldesa de Jerez, inimaginables por estrambóticas e inalcanzables presupuestariamente.

Jerez tendrá ¡playa!
En este último apartado, en el de la extravagantes y demagógicas, puede encasillarse la de la alcaldesa de Jerez y dirigente del Partido Popular, María José García Pelayo. Esta  ha prometido a los ciudadanos que si es reelegida de nuevo, Jerez tendrá ¡playa!. Un compromiso que lejos de ser una mera anécdota electoral va a ser presentado como medida estrella de su programa electoral

Playa "con agua, chiringuito y arena"
Pelayo ha ofrecido crear una playa en el inmenso 'González Hontoria',  un parque urbano de la ciudad con una extensión de miles de metros cuadrados en el centro de la ciudad . Pero Pelayo no quiere una playa artificial cualquiera y mantiene que estará dotada de todo lo que tienen las localidades cercanas del litoral: una playa con "agua, arena y su chiringuito" y en las que además se podrá practicar hasta el submarinismo, lo que da idea de la magnitud de las supuestas obras que necesitaría la "playa" de Jerez.

Los jerezanos se toman a broma la promesa
La propuesta, que muchos ciudadanos se la han tomado sencillamente a broma, sería de unos costos inmensos ya que dicho parque es tremendamente amplio. Dotar de toda esa infraestructura, incluido oleaje -se supone- escaparía a un presupuesto local casi en ruina, con unos gastos fijos de gran magnitud y una deuda muy importante.

Arcas municipales maltrechas y un 40 % de parados
Se da la circunstancia que los actuales parques y jardines de Jerez se encuentran muy deteriorados a tenor de las críticas que recibe por parte de la oposición. La propuesta además de poco realistas es vista como una ofensa por una parte importante de la población en grave situación económica. La crisis ha sido muy cruel con Jerez como lo demuestra el hecho de que más de un 40 % de los jerezanos se encuentran en situación de desempleo. Las situaciones de emergencia social de muchas familias jerezanas están a la orden del día y esta propuesta se sitúa por tanto en el lado del desprecio a los más débiles.

Jerez a diez minutos de las playas de otras localidades
El otro aspecto que hace más incomprensible si cabe esta promesa de la alcaldesa, es el hecho que Jerez se halla justo al lado de la Bahía de Cádiz. Las playas del Puerto de Santa María, localidad limítrofe con Jerez, se hallan a escasos 10 kilómetros de la "ciudad del vino" y en autovía. A pocos minutos también están las de Sanlúcar de Barrameda o las de Cádiz. Entre la población jerezana está instalado la percepción de que su ciudad goza de ese privilegio, de ser una gran ciudad de interior que goza del privilegio de tener numerosas playas al lado, a las que se acude habitualmente en verano.

"¡Vaya, vaya!, ¡en Jerez no hay playa!
De la financiación privada, de donde se sacará el dinero, si será gratis o de pago y como se mantendrá, no se sabe nada. Solo que como decía la canción de The Refrescos" en 1986,  a la alcaldesa se le ha metido en la cabeza aquello de que "¡Vaya, vaya!, aquí no hay playa. ¡Vaya, vaya!". Y la respuesta tras llegar a esa deducción es que si no hay playa en Jerez, la invento y la hago... ¡Vaya, vaya!.