La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha emitido un informe favorable a la concesión de un indulto parcial para Andrés Bódalo, condenado a tres años y medio de prisión por agredir al entonces teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jódar, el socialista Juan Ibarra, en el transcurso de una protesta de jornaleros en 2012. En el informe al que ha accedido Europa Press, el tribunal propone un indulto parcial que permita la reducción a la mitad de la condena impuesta a Andrés Bódalo, que se quedaría en 21 meses. Lo hace teniendo en cuenta que la víctima de la agresión no sufrió lesiones de gravedad y que ésta, así como el Ayuntamiento de Jódar, que ejerció la acusación particular, no se oponen a la concesión del indulto. Sin embargo, el Ministerio Fiscal no ha optado por la misma línea y ha emitido un informe en el que se opone a la concesión del indulto. El fiscal jefe de Jaén, Carlos Rueda, ha indicado a Europa Press, que la negativa al indulto por parte del Ministerio Público es general y no hace excepciones en casos donde la pena supera los tres años y además concurre la reincidencia. Además, según el SAT ya se han superado las 13.000 firmas y adhesiones en favor del indulto. Entre las firmas se encuentra la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los líderes nacionales de Podemos e Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, respectivamente. También la han refrendado los alcaldes de Cádiz y Zaragoza, José María González y Pedro Santisteve, respectivamente; la periodista Olga Rodríguez y el actor Alberto San Juan. Entre las adhesiones se encuentra también la de la coalición EH Bildu, a las que se suman las del secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, el actor Juan Diego Botto, o el director de cine Benito Zambrano, entre otros. La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén condenó en octubre del pasado año a Andrés Bódalo a tres años y medio de prisión y 1.800 euros de multa tras considerarlo culpable de un delito de atentado y una falta de lesiones. En el banquillo se sentaron él y otros 17 jornaleros acusados de agredir al entonces teniente de alcalde, el socialista Juan Ibarra. Sólo Bódalo y otros tres jornaleros más fueron condenados por estos hechos. La pena más alta fue para Bódalo por reincidencia, mientras que otros tres condenados se saldaron con un año de cárcel y  multas de 1.000 euros. Tras la sentencia condenatoria, anunció el recurso de apelación al Tribunal Supremo. Sin embargo, un error de la procuradora que presentó el recurso en tiempo y forma llevó al Supremo a devolver el expediente a la Audiencia de Jaén para que ejecutara la sentencia. Aunque la defensa de Bódalo ha interpuesto un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por supuesta vulneración de los derechos fundamentales, esto no consiguió parar la ejecución de la sentencia y su entrada en prisión el pasado 30 de marzo. Su entrada en la cárcel también ha supuesto que el Ayuntamiento de Jaén le haya cesado como concejal de Jaén en Común argumentando que el estar en prisión es incompatible con el ejercicio del cargo de concejal. Así se hizo efectivo en el pleno ordinario del 27 de abril.